elEconomista.es

Letizia derrocha cariño con Nechama Rivlin, la Primera Dama de Israel

6/11/2017 - 16:35

La esposa de Felipe VI se ha convertido en el 'bastón' de su invitada, enferma de una fibrosis pulmonar que le obliga a llevar una mochila de oxígeno desde hace más de 10 años. Lo ha hecho con un trench de Burberry que los expertos en moda han calificado como "demasiado clásico" e incluso "aburrido".

La visita de Estado del presidente de Israel, Reuven Rivlin, junto a su esposa, Nechama Rivlin, ha comenzado con un recibimiento oficial y honores de ordenanza en el Palacio Real de Madrid, con Felipe y Letizia presidiendo el acto. Aquí, la reina Letizia ha dejado ver su lado más tierno para acompañar a su invitada, de 72 años, que padece una enfermedad pulmonar crónica que la obliga a llevar una máquina de oxígeno. Agarrándola del brazo para ayudarla a caminar, la reina ha intercambiado cariñosos comentarios con ella.

El look de la reina también ha sido muy comentado entre los presentes. Letizia ha apostado por una de las prendas más básicas pero a la vez la tendencia por excedencia de la temporada: el trench. Una gabardina Burberry con la que ya la hemos visto en otras ocasiones, como en su viaje a Japón. Como complementos ha apostado por unas sandalias de ante con cordones y una cartera de mano de color marrón, todo de la marca Magrit.

Debajo de la gabardina, la reina tampoco ha arriesgado y ha apostado por un vestido color magenta de manga francesa y falda de vuelo, firmado por Hugo Boss, y cuyo precio ronda los 450 euros.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.