elEconomista.es

Letizia le copia el estilo a Kate Middleton

28/06/2017 - 16:23

Los Reyes de España han participado este miércoles en los actos que conmemoran los 40 años de democracia en nuestro país. El Congreso de los Diputados ha acogido el encuentro de Felipe y Letizia con el resto de parlamentarios y por supuesto, todos los ojos se han vuelto a centrar en el modelito elegido por la Letizia para esta magna ocasión.

La monarca no ha defraudado con su estilismo y ha vuelto a apostar por el color rojo, claramente su favorito y que ha llevado últimamente tanto en prendas de invierno como abrigos de paño y de lana, como en otras más primaverales y veraniegas como los pantalones rojos pitillo de Hugo Boss que lució hace apenas unos días. Para la celebración del aniversario de las primeras elecciones españolas tras la dictadura, la Reina ha decidido estrenar un vestido rojo pasión de la firma Carolina Herrera (su preferida con permiso de Felipe Varela).

El modelo es de la colección Primavera-Verano de Carolina Herrera, que pudimos ver en el desfile en la Semana de la Moda de Nueva York hace unos meses y podría costar unos 2.500 euros, aunque ahora mismo todos sus modelos están rebajados y se pueden adquirir por unos 1.800 euros. El diseño es muy parecido al que llevó hace apenas una semana Kate Middleton en las carreras de Ascot: en tejido de guipur haciendo dibujos entramados de flores, escote cerrado con transparencias en la zona de las clavículas y con corte años 50 (entallado en la cintura y con una coqueta falda de vuelo por la rodilla).

Obviamente hay diferencias entre ambos vestidos: el de Letizia no tiene mangas y hace que la Reina luzca sus brazos torneados de nuevo; el de la duquesa de Cambridge tenía manga larga de encaje; el de Letizia es rojo fuego y el de Kate era blanco nuclear y estaba firmado por su diseñadora fetiche, la británica Sarah Burton para McQueen (la misma firma que hizo su vestido de novia).

Letizia ha combinado el modelo de la diseñadora venezolana con unos altísimos zapatos de salón de Prada en tono nude (cuestan unos 520 euros), una mezcla arriesgada con el rojo del vestido y una cartera rígida de raso en el mismo color. Como complementos, dejaba ver unos maravillosos pendientes de diamantes y rubíes rojos gracias a un recogido bajo con varias trenzas en la nuca (llamado brocado) y con raya a un lado.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0