elEconomista.es

Cara Delevingne: dos nuevas técnicas para lucir sus cejas

30/01/2017 - 17:40

Unas cejas pobladas y bien definidas, además de dar una mayor expresividad a nuestras facciones, gestos y mirada, también armonizan el rostro, haciendo que nuestros ojos se vean más grandes o con una mayor o menor separación entre ellos. Por ello, si lo que queremos es tener unas cejas perfectas, lo más aconsejable es optar por dos técnicas muy de moda en la actualidad y que triunfan dentro del sector: el microblading y el diseño de cejas combinado con depilación, tinte y perfilado (Hi Brow).

La técnica del microblading copa muchos de los artículos de belleza que leemos a diario, pero poco sabemos sobre esta nueva técnica de pigmentación para cejas con excelentes resultados. Principalmente, se recomienda para aquellas personas con cejas escasamente pobladas, sea cuál sea la razón, genética o por enfermedad, rellenándolas allá donde se vean calvas y con un acabado absolutamente natural, lejos de la moda de las cejas finas que irrumpió hace unos años.

Cómo nos cuenta Bárbara Torres, gerente de los centros Twentynails, "antes de someterse al tratamiento hay que explicar bien en qué consiste el microblading o el tiempo que va a durar dependiendo del tipo de piel y la edad de la persona. También es necesario pasar un test de alergia 48 horas antes. Se requiere un retoque al mes".

El perfil más adecuado de cejas, las más agradecidas para el microblading, son aquellas poco pobladas pero que están bien definidas, sobre todo mujeres que quieren verse con una ceja más gruesa o que debido a las depilaciones durante mucho tiempo, tienen huecos en los que el pelo ya no crece.

Sobre la duración, Torres insiste en la edad y tipo de piel. "El efecto dura entre seis meses y un año (al ser semipermanente), pero siempre dependiendo de estos factores en los que hay que recalcar. En personas más jóvenes, por ejemplo, dura menos tiempo". Esta técnica no está recomendada en personas que sufren diabetes o hipertensión, ni tampoco en embarazadas.

También muy de moda está el conocido como Hi Brow, un diseño de cejas que combina diferentes técnicas como la depilación con cera, pinzas e hilo, además de tinte y perfilado con polvos semipermanente. Tras preparar y analizar la forma de la cara y cejas, se limpian y refrescan para asegurar que se han quitado posibles restos de maquillaje, y se determina el tipo que mejor se adapte al cliente, según sus rasgos faciales y gustos, utilizando distintas plantillas. "Existen unos medidores diseñados específicamente para ello, tras lo cuál, se aplica el tinte del tono seleccionado, protegiendo la piel que se encuentra alrededor",comenta Torres.

Además, deben depilarse diferentes zonas con cera especial para la cara, quitar con pinzas el vello que no se ha podido retirar antes y después de peinar y cortar los pelos que sobresalgan. Con hilo, se eliminará el vello facial no deseado de la zona circundante, antes de rematar y dar por finalizado el Hi Brow.

"Terminamos aplicando el corrector en las zonas enrojecidas y luego un iluminador y polvos del color de las cejas, para pasar al serum que las cuida y las nutre". Por último, nos aconsejan para su mantenimiento en casa, el uso de unas pinzas de depilar con las que continuar el trabajo realizado en el centro.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0