elEconomista.es

Ana Botín estalla contra la situación de las universidades

14/09/2018 - 9:54

Las irregularidades de los másters cursados por los políticos Cristina Cifuentes, Pablo Casado o Carmen Montón han colocado a las universidades españolas en una situación más que delicada. Los últimos en expresar su preocupación acerca de la crisis que vive la Universidad como estamento han sido Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, y Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, quienes participaron en el acto que clausuraba la presentación del Informe CYD sobre la situación de la universidad española.

En el evento, celebrado en la Casa de América, ambos pidieron transparencia y "más y mejor gobernanza" en las instituciones universitarias. Botín, concretamente, pidió "reforzar la autonomía universitaria, con rendición de cuentas y con supervisión", y se mostró afín a otorgar "más libertad y espacio de gestión" a los centros.

Duque, por su parte, anunció que pretende impulsar una nueva ley de universidades y realizar una reforma universitaria que prevalezca "a largo plazo", es decir, que "sea válida independientemente de quién esté en el Gobierno en las próximas décadas". Para ello, pidió "consenso" en los grupos parlamentarios, aunque es consciente de que "la reforma integral del sistema universitario sea compleja". La presidenta del Santander, en cambio, reclamó medidas certeras, ya que promover ahora una reforma integral sería complejo de definir, de articular y de implementar".

Ana Patricia subrayó los puntos fuertes de las universidades españolas al asegurar que "tenemos una Universidad que aporta valor, valore y crecimiento a la economía española. Tenemos una Universidad que quiere ser más europea, más global, y que, para ello, está dispuesta a cambiar sus métodos académicos, su organización y su gobernanza".

Eso sí, la presidenta de la entidad financiera no es ajena a las últimas irregularidades detectadas en los másters de Casado, Cifuentes o Montón, entre otros, y sabe que el sistema universitario tiene puntos débiles: "También tenemos problemas. Algunos de ellos requieren solventar obstáculos que no son solo externos, sino también en algunos casos internos", señaló.

Botín se apoyó en un dato clave para entender el mal momento que atraviesa la sociedad española: "Más de un tercio de los titulados españoles estaban en 2016 desempeñando un trabajo de menor cualificación que para aquél que están preparados. Un dato que nos pone a la cola de Europa", explicó. Eso sí, se mostró optimista con el futuro: "Estoy convencida de que podemos mejorarlo", aseguró la banquera, en un ejercicio de ambición que comparte con el titular de Universidades: "España tiene que jugar en la liga de los mejores del mundo", declaró Duque.

Estas palabras se producen una semana después del acuerdo que la propia Botín firmó con Pedro Duque y Roberto Fernández, presidente de Crue Universidades Españolas, para poner en marcha las Becas Santander Erasmus y facilitar la movilidad internacional de universitarios españoles. En esta primera edición, Santander invertirá cerca de 2 millones de euros.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 13

#1
14-09-2018 / 14:36
Henry Fox III
Puntuación 16   A Favor   En Contra

Tenemos la mejor liga del mundo, quizás no la que más brilla (ver premier), pero sí la más competitiva. Somos incapaces de trasmitir eso a nuestras universidades. Lo bueno de este escándalo mayúsculo, es que debería producirse una ruptura. Tiene y debe cambiar mucho. A ver si la próxima hornada de políticos no son tan deficientes.

#2
14-09-2018 / 15:48
Diábolo
Puntuación 13   A Favor   En Contra

Para jugar al futbol no hay que estudiar...

#3
14-09-2018 / 16:02
ANALISTA DE HECES
Puntuación -33   A Favor   En Contra

ANA BOTÍN ES UNA MIE RDA PINCHADA EN UN PALO

Y UNA BASURA FEMINAZI

#4
14-09-2018 / 16:02
in
Puntuación -7   A Favor   En Contra

Sra. Botín , usted estudió en una universidad americana y privada.¿ seguro que no compró también el título?. Personalmente ya no me fío de nadie.

#5
14-09-2018 / 18:10
.
Puntuación 0   A Favor   En Contra

es mas difícil elegir universidad que abogado...y no te la meta por el c...

#6
15-09-2018 / 10:22
qwrt
Puntuación 22   A Favor   En Contra

Pues anda que si miramos la calidad de algunos profesores....

La endogamia campa por sus anchas en la universidad española y el título de Doctor está muy devaluado en este país por la baja calidad media de las Tesis que se presentan.

Si nos vamos a la I+D pura y dura, los programas de proyectos de I+D los controlan unos pocos que siempre reparten entre los amigos.

Es triste que en algunas instituciones la política científica la decidan, en algunos casos, personas con escasos conocimientos científicos y que su mérito sólo sea que ha ingresado más dinero que tu a las arcas de la institución, pero que no sabe ni escribir un trabajo de calidad.

#7
15-09-2018 / 10:50
jajaja...
Puntuación 19   A Favor   En Contra

Bueno tenemos a un lince tripitidor de la casa real que no era capaz de acabar la ESO y en dos años en USA se hizo inteligente, aprobó cuatro cursos en dos años y ahora seguro que también se saca la carrera en una Universidad porque sus neuronas han cambiado.....

#8
15-09-2018 / 16:18
pspe
Puntuación -3   A Favor   En Contra

En españa la universidad es para la gente corriente y no para las élites, como pueden ser las universidades de harvard, oxford, cambridge, etc. Y el nivel de las clases tiene que adaptarse a este tipo de alumnos. Por consiguiente, nuestras universidades no pueden estar entre las mejores del mundo. A modo de ejemplo, hace algún tiempo salió la noticiade que un muchacho con el síndrome de down había obtenido un título universitario.

#9
15-09-2018 / 16:27
pspe
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Completando mi anterior comentario, decir también que los profesores de la universidad se seleccionan entre los alumnos de dicha universidad, que tienen todas las virtudes y defectos que tenemos los españoles corrientes, incluyendo la mediocridad y la corrupción en cuanto se logra algo de poder. Este es nuestro modelo de universidad.

#10
15-09-2018 / 16:32
pspe
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Dicho lo anterior, creo que sería deseable tener un par de centros en españa en los que los alumnos más dotados intelectualmente pudieran estudiar . No todos los españoles estamos capacitados para estudiar la teoría cuántica de campos (o el equivalente en cualquier otra especialidad) y los que sí lo están deberían tener esa oportunidad.

#11
15-09-2018 / 18:25
El Yo
Puntuación 8   A Favor   En Contra

Los comentarios 3-4 y 5 tampoco dan la talla. Son el fiel reflejo de lo que no funciona en este país, a saber, educación y respeto.

#12
16-09-2018 / 09:39
pedrito dimite !
Puntuación 5   A Favor   En Contra

El título de economista hoy en España no vale nada, y en el mundo un economista español no tiene audiencia ninguna, gracias pedrito ! DIMITE YA pedrito, ladrón !

#13
17-09-2018 / 11:30
garcia
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Ninguna Universidad española aparece dentro de los 100 primeros lugares .... consecuencia de muchos favores los famosos PNN de tiempos de Felipe González entraban todos sin el mas mínimo nivel. Ahora tenemos lo que tenemos una Universidad que ha bajado tanto el nivel que se ha transformado en un Colegio malo


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.