elEconomista.es

La infanta Cristina visitó Zarzuela el pasado domingo y almorzó con sus padres

12/09/2018 - 8:37

La mujer de Iñaki Urdangarin cuenta con un servicio de escolta propio y con la complicidad de su madre, la reina Sofía, y de su padre. Ambas cosas ayudan a doña Cristina cuando se trata de despistar a los fotógrafos, como ha ocurrido muchas veces, y como volvió a suceder el pasado domingo cuando visitó el palacio de la Zarzuela para celebrar junto a su hijos y sus padres el cumpleaños de Victoria Federica, en el que también estuvieron Froilán y por supuesto doña Elena, que ya tiene dos hijos mayores de edad.

Dos agencias, cuyas imágenes publican las revistas Semana y Hola, lograron cazar a Victoria Federica el domingo 9 saliendo de su casa junto a su hermano y su primo Juan Valentín Urdangarin Borbón, que había viajado desde Ginebra para estar con la homenajeada en su mayoría de edad. Pero nadie pudo constatar con testimonio gráfico la presencia de la ex duquesa de Palma.

Son contadas las ocasiones en las que la apartada infanta, a la que su hermano pequeño arrebató el título, aparece públicamente con su familia. Su hermana Elena sí la ha visitado en Ginebra, o Vitoria, o ha estado con ella de compras por Madrid pero no se había confirmado una visita a Zarzuela con la presencia de los Reyes Eméritos, al menos desde que Iñaki Urdangarin cumple condena en la prisión de Brieva por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico influencias. Una vez más, tanto Felipe VI como doña Letizia, marcan distancias con Cristina y hasta con el Emérito.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 1

#1
12-09-2018 / 14:18
De tal palo....
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Cada día, entendemos más, el comportamiento de la infantita. Es lo que ha visto hacer en casa, al emérito.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.