elEconomista.es

María José Campanario vuelve al hospital por décima vez en tres años

10/09/2018 - 19:26

La mujer de Jesulín de Ubrique ha hecho saltar las alarmas de nuevo este lunes. Según algunos medios, la odontóloga se encuentra hospitalizada en el Hospital La Salud de Cádiz debido a un nuevo brote de fibromialgia, la décima vez que es ingresada a causa de dicha enfermedad, la cual padece desde 2015, y en la que recayó en junio. Un testigo ha afirmado en el programa Sálvame que llevaría "una semana ingresada" y que se la había visto pasear "como alma en pena".

La hospitalización de María José Campanario (39) se produce un mes después de que Jesulín de Ubrique (44) asegurara que su mujer se encontraba mejor de sus dolencias: "Está en una fase buena y espero que sea por mucho tiempo".

Tanto es así que la odontóloga ya tenía fecha para incorporarse de nuevo al trabajo: "El próximo mes de octubre recuperará su vida profesional porque ella es una mujer súper preparada, habla cinco idiomas perfectamente. Se defiende muy bien en el extranjero, así que en cuanto empiece el otoño se reincorporará", decía el diestro. Ella misma confirmó sus palabras en las redes sociales al publicar una foto con un gorro de cirujana en el que se podía leer "Dr. Torres".

Unas horas después de saltar la noticia, la revista Semana lo ha desmentido afirmando que la presencia de Campanario en la clínica ha sido puntual, ya que tenía cita para realizarse unas pruebas de seguimiento de su enfermedad. Ni Jesulín ni María José han confirmado ni desmentido ninguna de las dos informaciones.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.