elEconomista.es

Zidane, jubilado de oro a los 46 años y con una fortuna de 120 millones de euros

6/09/2018 - 9:07

Poco antes de sorprender al mundo con su marcha del Real Madrid, Zinedine rechazaba una oferta estratosférica, económicamente hablando: la selección de Catar le ofreció a Zidane 50 millones de euros al año, 200 millones hasta 2022, de acuerdo con las informaciones publicadas. Su salario en el Real Madrid era, no lo olvidemos, de 20 millones de euros brutos al año. Y se fue.

"Quiero tener a Zidane, pero su mujer es la que manda. El problema es ella y yo no puedo hacer nada al respecto. Zidane está bajo el control de su esposa", declaraba el Giovanni Agnelli, expresidente de la Juventus de Turín, al diario italiano La Stampa en 1999, cuando el Real Madrid fichó al jugador francés. ¿Alguien tiene duda de por qué se va el gran entrenador? ¿Su mujer y su familia le reclaman?

Llevaban mucho más tiempo juntos pero Véronique Zidane se casó en 1994 con el ex entrenador merengue. Veronique acompaña a menudo a Zidane en sus viajes, y por supuesto veranean juntos: les gusta la montaña, aunque suelen pasar por  Ibiza y por Almería, por El Chive, el pueblo de los padres de Veronique. Véronique Fernández Ramírez conoció al que se convertiría en padre de sus hijos en 1989, en una discoteca de París. Les presentó un amigo común. Ella tenía solo 19 años; él, uno más, pero ya era toda una promesa del fútbol en su país. Desde entonces, no se han vuelto a separar.

Véronique ha tenido muchísimo peso en la carrera deportiva de Zizou y la decisión de dejar el Madrid debe atribuirse en parte a ella. Siempre se ha dicho que  Zinedine fichó por el Real Madrid por deseo de ella y que si hubiera dependido de él, ni siquiera hubiera venido a España para jugar como futbolista.  "La familia es lo primero para mí y los míos no están bien en Turín. Mi mujer es española, de Almería, y desea volver a su mar andaluz", declaraba hace 20 años el Zidane confirmando qué es lo que le importa en la vida a este deportista extraordinario.

En efecto, la mujer de Zidane es hija de Antonio Fernández Lentisco y Ana Ramírez Martínez, emigrantes de El Chive, una barriada del municipio almeriense de Lubrín, que pusieron rumbo a Francia cuando el campo andaluz era como lo describe Juan Goytisolo en Campos de Níjar, allá por los últimos años cincuenta.

Los que serían suegros del ya ex entrenador del Real Madrid se instalaron en Rodez, del departamento de Aveyron, situado en el sur del país, en la región de Occitania. Los principios en Francia tampoco fueron fáciles. Pasaron hambre. Allí nacieron Véronique y su hermana Sandrina.

Tras su flechazo con Zizou, siendo una adolescente, le siguió a Cannes, donde jugaba por entonces. Ella estudió danza clásica y baile moderno, su verdadera pasión. Luego fueron a Burdeos: "Lo dejé todo para ir a Burdeos con mi marido. Yo siempre he seguido sus pantalones en todos estos años y he sido muy feliz de hacerlo. Valió la pena abandonar la danza clásica por él", declaró en una entrevista concedida a La Stampa. De allí a la Juve, a Turín, donde Zinedine se convirtió en gran estrella. Fue entonces cuando Florentino Pérez le echó el ojo y logró que dejara Italia por amor a Véronique y por vestirse blanco. Para este descendiente de emigrantes argelinos, los suyos son lo principal: "La familia es lo primero para mí". Y así es. Lo que haga será bueno para ellos.

Ahora nos lo encontramos de vacaciones, disfrutando de la vida, en Ibiza, donde hemos podido fotografiarle, en una gran yate, junto a su mujer, Veronique, y dos de sus hijos. Ya publicamos que se retiraba para vivir la vida con su esposa porque no necesita trabajar, salvo que le apetezca ganar más Copas de Europa o más mundiales...

El descanso de Zinedine tras anunciar el pasado 31 de mayo que dejaba el Real Madrid, continúa. Y es que Zinedine Zidane tiene tranquilidad económica. Probablemente es al que mejor le ha ido de sus compañeros de la mítica Francia 98 y puede que el futbolista galo más notable de la historia. Otros pueden sucederle después de haber ganado el mundial 20 años después: Griezmann, Pogba o Mbappé. Pero por ahora Ziaou sigue siendo el "rey", ya sea como jugador o como entrenador, con permiso de Deschamps.

Aparte de sus galácticos ingresos en el Real Madrid, hay que recordar la cantidad de años que lleva cobrando cifras astronómicas: en 2001 firmó por casi 4 millones de euros la temporada, con el Real Madrid. Además, a nivel publicitario es cabeza de cartel Adidas, junto con su ex compañero de equipo David Beckham. Zidane también es un emprendedor: propietario de la franquicia Z5 Sport, que ofrece estadios de fútbol urbanos en 5 × 5 junto con áreas fitness (gimnasios)  en varios países.

También tiene acciones en Rodez Aveyron Football, o en National. Y no olvidemos que posee fabulosas propiedades en Francia, España o Italia, aunque vive en Madrid, en la exclusivo urbanización de La Finca. A los 46 años, Zinedine Zidane puede dedicarse a vivir con una fortuna estimada en cerca de 120 millones de euros, según la Sportune Otra cosa es que se aburra y acepte alguna de las innumerables y millonarias ofertas que recibe.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 4

#1
06-09-2018 / 16:59
XXXX
Puntuación 30   A Favor   En Contra

Me alegro por él, sinceramente.

#2
06-09-2018 / 17:48
Álvaro
Puntuación 27   A Favor   En Contra

Que bien Zidane.

Eres un hombre con suerte, tal vez merecida.

Hoy en dia, encontrar una mujer así, si que es una suerte divina.

Que a ti te interese solo tu mujer y tu familia, denota que ella es de polendas, y no como las baratas que llenan el mundo.

#3
07-09-2018 / 13:58
Sniff
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Casi como yo. Parado y con un Fortuna con tres cigarritos. Pu.tabida. :(

#4
10-09-2018 / 09:31
incierto
Puntuación 0   A Favor   En Contra

EL MERCADO ES EMERCADO, Y SI

HA OPTADO POR LA "JUBILACIÓN"....

¡¡ PRUEBA DE SU INTELIGENCIA.!!

ME ALEGRO POR ÉL Y SU FAMILIA.

¡¡ ENHORABUENA !!


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.