elEconomista.es

Todo lo que querías saber sobre el nuevo novio de Fiona Ferrer: rico, noble, carlista y rey mago

30/08/2018 - 10:21

Después de divorciarse de Jaime Polanco, a la sociliaté y empresaria Fiona Ferrer (44) no se le conocía una pareja estable. Corrieron rumores de un tonteo con Feliciano López, de otro novio secreto y sin rostro, que le duró dos telediarios, y eso sí, mucha foto en la prensa rosa, mucha fiesta, sus viajes a Colombia para sus negocios en aquel país y presencia en cada alfombra roja de toda España.

Hasta que este miércoles, Hola nos descubre el nuevo amor de Fiona: Javier Fal-Conde, de origen navarro pero con familia andaluza. Un empresario sevillano, divorciado y con tres hijos, con fortuna, atractivo y de buena familia aristocrática y con las mejores relaciones sociales. Tan importante es la familia, que los Fal-Conde, padre y abuelo y todos los demás, han sido los creadores de la Adoración Nocturna y han escrito la historia del carlismo integrista, tradicional y ultracatólico, falangista y de camisa azul. Aquella rama que se hizo adversaria acérrima del carlismo progresista de Carlos- Hugo de Borbón-Parma, el heredero que modernizó esta rama borbónica opuesta a que una mujer, Isabel II, fuera reina de España.

Pero paradójicamente, el Fal-Conde más notable acabó enemistado con Franco, sufrió persecución por parte del Régimen y hasta tuvo que exiliarse para que el dictador no le fusilara. Cuando el ayuntamiento de Sevilla decidió eliminar del callejero la vía dedicada a Manuel Fal-Conde por sus connotaciones franquistas, sus herederos explicaron que su antecesor había sido represaliado por el Caudillo, pero fue en vano.

Como creadores de la cabalgata de Reyes más antigua de de Higueras de la Sierra, un precioso pueblo de Huelva, donde tienen posesiones y origen algunos Fal-Conde, la familia ha conseguido que el espectacular desfile, haya sido declarado de Interés Turístico Nacional y contemplado por una multitud extasiada cada 5 de enero.

No sabemos si Javier Fal-Conde, amigo desde hace años de Fiona, la invitó a la cabalgata donde él iba vestido hace un par de años de Gaspar, el rey mago de barba castaña que portaba el incienso. Fiona declara su ilusión por esta relación que dura ya cinco meses aunque la presentación en sociedad de la pareja fue hace dos semanas en Marbella, en la gala Starlite. 

Pronto les veremos de nuevo en otra fiesta a lo grande. Javier celebra su 50 cumpleaños el próximo 29 de septiembre en el palacio sevillano de Pilatos, propiedad del ducado de Medinaceli, del que forman parte Rafael y Luis Medina Abascal, flor y nata de la aristocracia sevillana.

Tal vez estos fructifique y la veamos casarse de nuevo. Su ex marido, el sobrino de Jesus de Polanco, se casóFue pareja de la periodista y bloguera durante 11 años, y contrajo matrimonio con la colombiana María Alejandra Villamizar en la República Dominicana. Fue la tercera boda para el miembro de la saga vinculada al grupo de comunicación que edita El País.

Fiona Ferrer y Jaime Polanco se casaron en 2009, en una ceremonia civil que tuvo lugar en Tenerife. Los festejos duraron tres días con sus noches, y reunieron a personajes como Isabel Preysler, Genoveva Casanova o David Bisbal, entre otros muchos. Aunque estuvieron más de una década juntos, el matrimonio apenas llegó a tres años y en 2012 Fiona declaraba que habían pasado del distanciamiento a la ruptura.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 1

#1
05-09-2018 / 07:12
F.
Puntuación 0   A Favor   En Contra

¿Falangista y de camisa azul ? Otro que ha oído campanas y no tiene ni idea de donde.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.