elEconomista.es

Tana Rivera, Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo ponen a prueba la desunión de los Alba

24/08/2018 - 13:42

Los peores pronósticos se han cumplido. A la muerte de la duquesa de Alba, sus seis hijos se han ido cada uno por su lado. Algunos apenas mantienen relación con hermanos a los que están enfrentados, y en el palacio solo queda Fernando, aparte de Carlos. En Liria todos cenaban juntos en Nochebuena, pero el palacio de la calle de la Princesa fue escenario este pasado diciembre de la ruptura total entre el primogénito de la duquesa y el jinete. Meses después, las cosas están peor.

Cayetano faltó por primera vez a la cena del 24 de diciembre, porque su hermano mayor vetó la presencia de Genoveva Casanova argumentando que la mexicana y el jinete están divorciados, tal y como adelantó Informalia.

Los Alba preparan ahora dos grandes fiestas familiares a las que se supone que deberían asistir todos ellos. En setiembre, Cayetanita Rivera convoca en la finca de su madre, La Pizana, a las afueras de Sevilla a unos 400 invitados, para celebrar la mayoría de edad, aunque lo hace con un año de retraso, como contamos antes que nadie.

En la preparación de la fiesta ha habido alguna tensión ya que la hija de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera supervisó personalmente la lista de invitados y rechazó a algunos de los amigos de la casa que sus tíos y primos hubieran querido en la celebración.

Un mes después, en octubre, el palacio de Liria se viste de gala para la boda del año.: tras varios de relación, Fernando Fitz-James Stuart y Solís se casa con Sofía Palazuelo, una guapa y elegante joven de la alta sociedad de Madrid.  Se darán el sí quiero el mes de octubre en el Palacio de Liria. A la boda no faltará la aristocracia española pero, ¿qué ausencias familiares veremos en un enlace tan importante como el del hijo mayor del duque de Alba (y futuro duque por tanto)? ¿Estarán en la boda del año todos los hijos de la duquesa?  ¿Podrán llevar a sus actuales parejas?. No olvidemos que el Duque de Alba, Carlos, también vetó en la celebración navideña la presencia a Bárbara Mitján, la novia actual de Cayetano, por considerar que la relación todavía no era "seria".

El verano de los Alba también escenifica el desgarro familiar. Después de descansar unos días en un palacio  heredado de su padre, Luis Martínez de Irujo, primer marido de Cayetana, el duque de Alba se dispone a emprender un crucero privado.

Cayetano pasa el verano en un apartamento de su propiedad en Sotogrande. Eugenia llega estos días a Ibiza con su hija Cayetana y su novia Narcís Rebollo. Fernando Martínez de Irujo también veranea en Ibiza pero alojado con unos amigos. Y Jacobo se queda en la masía del Ampurdán con su esposa Inka Martí. El intelectual de la familia Alba todavía está dolido con el reparto que hizo su madre de la herencia. Y Alfonso, el segundo hijo de la duquesa, ni está ni se le espera en casa o en compañía de ninguno de sus hermanos.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.