elEconomista.es

Mario Vargas Llosa y Tamara Falcó se sitúan en extremos opuestos en el tema del aborto

20/08/2018 - 11:23

La posición de la hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón sobre el tema de la interrupción voluntaria del embarazo no deja lugar a dudas: "Desde la gestación ya tenemos algo, por tanto eso no se debe destruir", ha declarado Tamara, en línea con sus profundas creencias religiosas. Como católica practicante, considera el aborto un asesinato. Su hermano, Duarte Falcó, presidente de la Fundación +Vida, es un destacado activista en este sentido. Por contra, el novio de su madre, califica a los antiabortistas de "oscurantistas" y cavernícolas. 

No podía faltar estando de veraneo por Málaga el premio Nobel peruano a la corrida de toros de su compatriota, el diestro de moda, Alejandro Roca Rey. Isabel Preysler (Manila, 1951) acompañaba a su novio el sábado por la tarde en la que, según coinciden los expertos, ha sido la mejor corrida de toros de la feria de Málaga, con Enrique Ponce y el matador limeño a hombros por la puerta grande de la plaza de la Malagueta. José Mari Manzanares completaba la terna.

La Fiesta Nacional es uno de esos debates que separan a muchos españoles, en algunos casos, hasta extremos poco civilizados: digamos que en familias divididas no es conversación para una cena de Nochebuena. Lo mismo ocurre con otras cuestiones como el fútbol, el independentismo en Cataluña o el aborto.

Precisamente a la hora en la que se celebraba la corrida de Málaga, Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936), colgaba en El País un artículo a favor del aborto, a propósito de lo ocurrido la semana pasada en el senado argentino, donde se ha tumbado la ley que permitía la interrupción del embarazo hasta la semana 14, y que el Congreso de ese país había aprobado por escaso margen, en términos parecidos a la que rige en España y en la mayoría de los países de nuestro entorno, no así en América latina, donde solo Uruguay y Cuba cuentan con legislación similar. Vargas Llosa marca distancias así entre Ciudadanos, la formación con la que se siente más identificado, y el Partido Popular, cuyo nuevo líder, Pablo Casado, no descarta un endurecimiento de la ley del aborto en España. 

Volviendo a la plaza, nada se escuchó allí este sábado de este asunto tan delicado. Isabel Preysler, con un conjunto de pantalón y blusa de color azul claro, dejaba al descubierto sus hombros bronceados, y la crónica social se fijaba más en que saludaba a Jaime de Marichalar o a los diestros, o en los pendientes de grandes aros dorados que llevaba, o en su pequeño capazo, su abanico y las alpargatas de cuña de color beis o sus gafas de sol... Pero no hay constancia de que nadie preguntara por el tema del aborto, por el artículo que en ese momento publicaba su compañero de barrera: el aborto, un asunto que puede separar mucho a Vargas Llosa de la familia de su actual pareja. Tamara Falcó es una ferviente católica practicante y su hermano Duarte da conferencias contra quienes están a favor del aborto. Los Falcó consideran el aborto como un asesinato y, de acuerdo con sus declaraciones públicas, militan en el ala más radical del catolicismo en este sentido.

Ignoramos si el autor de El autor de Travesuras de la niña mala ha hablado del tema con Tamara, o si ha tenido la oportunidad de intercambiar sus razonamientos con la hija más religiosa de su novia, precisamente la que comparte residencia con la pareja, la única que vive de forma permanente en Villa Meona.

Bajo el título con interrogaciones de ¿Defensa de la vida?, el escritor recordaba este mismo fin de semana que la Iglesia, "objeto de revelaciones tan horrendas como el abuso sexual, debía ser menos intolerante e inflexible sobre un tema tan doloroso como el del aborto", para sentenciar que el rechazo del senado argentino a legalizarlo por 38 votos contra 31, es un sinsentido. "Como ocurre siempre en estos casos, los enemigos del aborto —principalmente una Iglesia católica muy escorada hacia la caverna y el oscurantismo— se presentaron como los defensores de la vida, sugiriendo con ello que, quienes defendemos el derecho de la mujer a decidir si quiere o no tener hijos, somos partidarios de la muerte y, horror de horrores, nada menos que de criaturas inermes e inocentes", escribe Vargas Llosa.

"Defender el aborto en los tres primeros meses de la gestación es elegir un mal menor", asevera el columnista, que arremete contra quienes, como Tamara Falcó, se oponen al aborto, "son también los adversarios más enconados de que los adolescentes reciban aquella formación sexual que les permitiría tener sólo los hijos que quieren tener". Para Mario Vargas Llosa, "defender el derecho de la mujer de decidir cuántos hijos quiere (y puede) tener es fundamental para garantizar la igualdad de géneros, y dar a las mujeres la independencia y los recursos de organizar su vida de acuerdo a su propio criterio". El peruano recuerda que "votar en contra del aborto no garantiza en absoluto que éste vaya a desaparecer",  y señala que "donde es ilegal, consiste en que en unos se lleva a cabo en condiciones clandestinas, generalmente execrables y muy riesgosas para la madre". El escritor pone de manifiesto en su artículo que "la prohibición no impide que las mujeres que pueden costearse un aborto seguro lo tengan, en su propio país o en el extranjero, con la discreción necesaria y en óptimas condiciones. En tanto que las mujeres pobres o de más modestos ingresos deben acudir a menudo a falsos médicos o aborteras improvisadas, donde las pacientes se juegan la vida corriendo el riesgo de desangrarse o contrayendo infecciones que ponen en riesgo su vida". En Argentina, el número de abortos clandestinos oscilaría entre 350.000 y 450.000 cada año.

Sin duda, la buena educación de Tamara Falcó (36), y de su hermano Duarte, harán que respete de forma civilizada la legítima opinión del novio de su madre, pero cuando estampen la palabra "asesinato" en sus declaraciones al respecto deberán procurar no sentarse ese día a la mesa con el premio Nobel que vive en su casa.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 3

#1
20-08-2018 / 12:07
Cruel con el debil, sumiso con el poderoso
Puntuación 14   A Favor   En Contra

Uno de familia de oligarcas de Perú, que de joven se hizo comunista cuando creía que los comunistas iban a ganar y que se retornó a ultracapitalista cuando descubrió que no iba a ser así, apoyando todas las guerras del imperio.

Si ahora toca atacar a los "provida". Seguro que va a cobrarlo de alguna multinacional interesada en que no nazcan niños y en su lugar vengan inmigrantes ya credidos a trabajar como esclavos, para los fondos de Soros.

Trepa y estomago agradecido. Siempre dispuesto a acudir en socorro...del vencedor.

Ese será el epitafio de este mediocre escritor, al que no quieren ni en su pais y al que solo por su cercanía al poder le regalaron el Nobel.

#2
20-08-2018 / 12:57
ABORTOZP
Puntuación 0   A Favor   En Contra

PARA ABORTOS VIVIENTES LAS HIJAS DEL HP DE ZAPATERO

CLARO QUE VIENDO A LOS PADRES... QUÉ SE PODÍA ESPERAR, TODAVÍA ME ACUERDO DE LA BOCHORNOSA FOTO CON LOS OBAMA

POR NO HABLAR DE LOS OTROS 11M ILLONES DE ABORTOS QUE LES VOTARON

#3
20-08-2018 / 13:48
Marianico
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Que risa da ver a estos meapilas rancios soltar tanta bilis.

Síntoma de lo minoritarios que empiezan a ser.