elEconomista.es

Begoña Gómez y Pedro Sánchez: así ha sido su encuentro con Angela Merkel en Cádiz

13/08/2018 - 11:54

Este fin de semana, el presidente del Gobierno y su mujer han recibido la visita de la canciller alemana y su marido, en Cádiz. Los cuatro se han alojado en el Palacio de las Marismillas de Doñana, donde los jefes de Estado se reúnen con otros líderes internacionales en verano. Allí, Begoña ha vuelto a ejercer de 'primera dama'.

La estancia de Angela Merkel y su esposo Joachim Sauer en tierras andaluzas comenzó con un almuerzo de trabajo junto a Pedro Sánchez y Begoña Gómez en Sanlúcar de Barrameda. El acto tuvo lugar en el Palacio de los Guzmanes, sede de la Fundación Casa Medina Sidonia.

Begoña, que vive sus primeros días como 'primera dama', lució un vestido midi vaporoso color verde agua y unas sandalias muy veraniegas de esparto de tacón bajo. Merkel, como casi siempre, vistió un traje pantalón blanco y una chaqueta rojiza, un tono cálido que no suele llevar la canciller. Sus respectivos maridos se presentaron frente al palacio con un look más casual del habitual: vaqueros y chinos con chaquetas americana sin corbata.

Tras la reunión, se trasladaron al parque de Doñana, donde pasearon y disfrutaron de sus privilegiadas vistas. Para esta ocasión, Begoña lució de sport con pantalones cortos y camisa en tonos camel. De nuevo, optó por unas cómodas sandalias de esparto. El presidente del gobierno también se decantó por unos zapatos de esparto para la ocasión, vaqueros y camisa azul. Merkel y su marido se marcaron un curioso estilismo: gorra blanca, pantalón azulón y camisa a cuadros para Joachim; y pantalón de lino, camisa oscura y unas comodísimas deportivas para Angela.

La visita prosiguió en el Palacio de las Marismillas, donde Pedro Sánchez se instaló hace días con su familia. Esta mansión onubense es desde mediados de los 80 la residencia oficial en la que los jefes de Estado reciben a presidentes y líderes internacionales en épocas estivales. Las Marismillas lleva siendo desde 1986 el lugar donde se afianzan lazos de amistad y se alinean posiciones políticas internacionales.

La agenda de este fin se semana entre Merkel y Sánchez pretendía tratar la política migratoria y de defensa, la unión monetaria y económica y el pilar social de la Unión Europea. Todo ello en un idílico lugar, una finca de más de 10 mil hectáreas junto a la marisma donde reina la privacidad, seguridad y las maravillosas vistas del Parque Natural andaluz.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0