elEconomista.es

Kourtney Kardashian sucumbe a los encantos de la cantante Rosalía

9/08/2018 - 12:52

La estrella televisiva no está pasando su mejor momento personal tras romper, de forma pública, con su novio, Younes Bendjima. Quizás por ello, Kourtney Kardashian (39) ha decidido expresar su dolor y curar sus penas escuchando Malamente, el single de Rosalía (25).

La hermana de Kim Kardashian ha publicado un Instagram Stories este miércoles con la canción de la cantante catalana de fondo mientras descansaba en la mansión de lujo en la que vive su abuela, Mary Jo. Parece que Kourtney lo está pasando "malamente" tras la ruptura con su novio, Younes Bendjima, con el que llevaba más de dos años. Quizás haga caso a la canción de la artista y "no pierda ni un minuto más en volver a pensarle".

Malamente es el título del primer single del próximo álbum de Rosalía, El mal querer. Si este martes la canción se convertía en disco de platino en España, parece que su éxito a nivel internacional no se queda atrás. Otros famosos como Becky G, Romeo Santos, Emily Ratajkowski o J Balvin también han bailado a ritmo de la española. Pero, ¿quién es esta artista?

Rosalía es una cantaora de flamenco, conocida entre los millennials por su estilo flamenco-trap, su acento andaluz, a pesar de ser barcelonesa y no haber vivido nunca en Andalucía, y sus estilismos a la hora de vestir.

Además, la española ya ha realizado colaboraciones en el mundo del espectáculo, poniendo voz a la canción de cabecera de Paquita Salas y fichando para la nueva película de Pedro Almodovar.

Gran amiga de Pablo Alborán, muchos la empezaron a conocer cuando, sin querer, publicó el número de teléfono del cantante en Instagram. Asimismo, salió durante un tiempo con el cantante C Tangana, se declara gran admiradora de Amaia de Operación Triunfo, su ídolo no es otro que Camarón y es una gran defensora del feminismo.

Sin embargo, al igual que Kourtney Kardashian, Rosalía también tiene haters. La cantante ha sido duramente criticada por parte de la cultura gitana, por apropiarse de un género y una jerga propios de la etnia, y por parte de la comunidad andaluza, por apropiarse también de un acento que en realidad no tiene. Pero ella lo tiene claro: "El flamenco no es propiedad de los gitanos", dijo en una reciente entrevista a El Mundo.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.