elEconomista.es

James Costos y su marido alquilan la mejor mansión de Mallorca por 20.000 euros semanales

9/08/2018 - 11:31

El ex embajador de Estados Unidos en España, James Costos, y su pareja, el interiorista Michael Smith, descubrieron Mallorca hace 15 años y desde entonces no han dejado de pasar parte de sus veranos en la isla.

Este mes de agosto vuelven a Mallorca, donde James Costos será elegido vendimiador de honor de los vinos mallorquines de denominación de origen Pla i Llevant (Llano y Levante) y empezarán sus vacaciones en la casa que alquilaron el año pasado.

Antes de llegar a la embajada en Madrid, Costos y Smith no eran personajes conocidos en la prensa española, a pesar de que Costos ha sido vicepresidente de la productora HBO, que cuenta con series de tanto éxito como Juego de Tronos, y Smith había sido el profesional que Michelle Obama eligió para de redecorar el ala privada de Casa Blanca cuando su marido accedió a la presidencia.

Precisamente, en el verano de 2017, la señora Obama pasó una semana en Mallorca, invitada por sus amigos James y Michael, en Ses Planes, la impresionante mansión que alquilaron a Marieta Salas, una millonaria mallorquina, muy amiga de Marta Gayá, el gran amor del rey Juan Carlos, y divorciada del príncipe georgiano Zourab Tchokotúa, íntimo también del anterior monarca.

En la finca se crían caballos árabes, la gran pasión de Marieta Salas, y está cerca de Valldemosa, al pie de la sierra de la Tramuntana, con unas vistas espectaculares. La casa principal, de nueve dormitorios y nueve baños, está decorada por Pascua Ortega, respetando un estilo mallorquín elegante y rural, en medio de jardines, piscina, porche y servicio completo. Su alquiler semanal podría rondar los 20.000 euros, una cantidad que los entendidos en casas de lujo no consideran excesiva, porque Ses Planes es para todos ellos la mejor mansión de Mallorca.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.