elEconomista.es

Paloma Lago habla de la enfermedad de su sobrino, Álex Lequio: "Va a ir hacia adelante"

7/08/2018 - 13:58

La Gala del Cáncer, uno de los clásicos el verano marbellí, contó este año con una conductora excepcional, Paloma Lago, que interrumpió sus vacaciones en Galicia para tomar parte en esta fiesta solidaria. La presentadora fue cuñada de Ana Obregón (estuvo casada con su hermano Javier) y ahora recuerda con cariño a su sobrino Álex. 

"Me he emocionado en Marbella", cuenta Paloma a Informalia. "No sé qué me ocurrió pero no pude contener mis sentimientos. Quiero muchísimo a Alex, es un chico excepcional y cuando mi hijo Javi y él eran pequeños hacían mucha vida juntos, aunque se llevan cinco años. Y es que las otras primas, las hijas de Amalia y Celia son mayores y estos estaban más unidos. Pero todos ellos se llevan de maravilla y todos están pendientes de Alex", añade Paloma, que está espléndida a sus 51 años.

Su sobrino despierta en ella sentimientos especiales, "porque es admirable su actitud tan positiva sobre lo que le está ocurriendo, Lee todo lo que se publica, está al tanto de los informes médicos, nunca ha querido ocultar nada ni que se le oculte. Responde a todos los mensajes, está en contacto con todos nosotros. Y mantiene una actitud muy valiente sobre la situación que sin duda ayuda mucho a salir adelante. Es admirable. El proceso es positivo y va a hacia adelante".

Alex sigue en Nueva York junto a su madre, tratado por el eminente oncólogo catalán, el doctor Josep Baselga, director médico del hospital Memorial Sloan-Kettering de Nueva York; considerado el mejor centro del mundo en investigación sobre el cáncer.

.  


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.