elEconomista.es

Alberto de Mónaco acude en Londres a la confirmación de uno de sus hijos bastardos

6/08/2018 - 16:58

Si alguien escucha el nombre de Alexandre Coste lo más probable es que diga: "No sé quién es". Ahora bien, si decimos que se trata del hijo que tuvo Alberto de Mónaco fuera de su matrimonio con la modelo y azafata Nicole Coste en 2003, muchos dirán: ¡Ahhh sí!

El chaval tomaba la confirmación en una celebración íntima que tuvo lugar en Londres el pasado 1 de julio y a la que asistió su padre quien, por muy adúltero empedernido que fuera, es un devoto católico, o al menos exhibe su catolicismo con denuedo. El príncipe de Mónaco posó junto su hijo de 14 años, repudiado como sucesor de su padre por obra y gracia de las leyes monegascas, pura Edad Media en plena Europa en el siglo XXI. Alberto reconoció en 2005 la paternidad de Alexandre Coste y es el segundo hijo ilegítimo de Alberto, quien ya reconoció a Jazmin Grace Grimaldi (en la imagen) años antes.

Ninguno de los dos poseen ni pueden reclamar derechos de sucesión al trono: el Artículo 10 de la Constitución de Mónaco así lo estipula. Otra cosa es la herencia a la que puedan optary que su padre deba mantenerles económicamente. La fortuna de Alberto de Mónaco está cifrada en miles de millones de euros. Tampoco hay en ese pequeño país, tan moderno, igualdad entre hombres y mujeres: la primogénita de Rainiero y Grace Kelly es Carolina pero es una señora, no un señor... 

El segundo hijo (primer varón) de Rainiero y la protagonista de La ventana indiscreta trató por todos los medios de mantener la ceremonia de consagración de su hijo como católico en secreto pero sin duda alguien de la familia de Alexandre filtró estas imágenes en las que el marido de Charlene (que no asistió) aparece posando junto a su bastardo y Delia Antal, actriz rumana amiga de la madre, aquí abajo en una imagen de archivo.

La imagen del crío, aparte de revelar una curiosa afición estilística del jovencito por los fracs blancos, se puede apreciar el cambio físico de quien es, no lo olvidemos, hermano de la Princesa Gabriela, condesa de Carladès, y de Jaime, príncipe heredero de Mónaco, ambos hijos de la esposa de Alberto, la ex nadadora Charlene Lynette Wittstock, nacida en Bulawayo, Rodesia (hoy Zimbabue), el 25 de enero de 1978, y que no fue a la confirmación del bastardo de su marido.

El descubrimiento de la existencia del niño, hace más de una década, y la portada de Paris Match, dedicada a la madre y al su hijo, fue objeto de juicio por parte del devoto padre. Al final la publicación ganó en los tribunales, que dictaminaron que la revista tenía derecho a contar la historia.

Alberto, el jefe de ese pequeño estado de olcultadores patrimoniales, estraperlistas y descendientes de piratas, que vende glamour y solidaridad en galas como la de la Cruz Roja, niega derechos de descendencia a un ser nacido fuera del santo matrimonio y a las mujeres. ¿Nadie boicotea tanta injusticia?


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.