elEconomista.es

Guerra en el clan Matamoros: Diego ataca a su padre Kiko y a su hermana Laura

6/08/2018 - 13:03

Diego Matamoros acudió este sábado a Sálvame Deluxe y concedió una incendiaria entrevista, en la que arremetió contra su padre Kiko y su hermana Laura. Parece que ya no queda nada del amor que se profesaban en la boda del propio Diego con Estela Grande hace unas semanas. Ahora la paz se ha terminado: "Mi padre no se merece ni un minuto más de mi vida", dijo el joven.

El ex concursante de Supervivientes no dejó títere con cabeza y aseguró sentirse muy dolido y defraudado con su padre Kiko, al que acusó de ir a su enlace por dinero: "Mi padre cerró un caché de 16.000 que incluía una foto con mi madre (...) Ayer le puse un mensaje y le dije que esto era el punto y final", sentenció Diego.

Pero Diego también tenía 'estopa' para su hermana, Laura Matamoros, y desvelo que Benji Aparicio, novio de ésta, filtraba información a la prensa. Tras esta acusación, la afectada no tardó en ponerse en contacto con Sálvame a través de una de sus periodistas, Gema López. Según ella, Laura se encontraba "absolutamente decepcionada" y decía que a su hermano "se le ha ido la olla". La ganadora de GH VIP confesó además que la actitud de Diego formaba parte de un plan para entrar en Gran Hermano VIP.

Kiko también se puso en contacto con el espacio de televisión, está vez a través de Diego Arrabal, para negar todo lo que estaba diciendo su hijo y añadir que no tiene ganas de "tantas tonterías como las que está diciendo".

Diego, por último, tampoco libró de la quema a su hermanastra, Ana Matamoros, que acaba de cumplir 18 años: "Esa niña no tiene ni un duro y está estrenando un BMW (...) Ni busco ni deseo una relación con mi hermana", añadió.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.