elEconomista.es

Daniella Semaan, al rescate de Antonella Roccuzzo en Ibiza

20/07/2018 - 12:49

La mujer de Lionel Messi se encuentra disfrutando de unas vacaciones en Ibiza con el futbolista del Barcelona y varios familiares y amigos a los que ahora se ha unido Daniella Semaan (43), la mujer de Cesc Fábregas, con la que Antonella Roccuzzo (30) ha recuperado la sonrisa.

La argentina se ha mostrado estos días más seria de lo normal. En el yate que ella y su marido han alquilado para navegar en el Mediterráneo, Antonella se ha mostrado seria, escondida tras unas oscuras gafas de sol y ni si quiera se ha quitado el vestido para tomar el sol o darse un baño.  

Sin embargo, la visita de Daniella le ha alegrado las vacaciones a Antonella, que ha compartido una imagen con su mejor amiga y una sonrisa de oreja a oreja: "¡Te extrañaba, amiga!", ha escrito la argentina junto a la foto, en la que aparece junto a la mujer de Cesc Fábregas tomando algo de madrugada con vestidos llamativos de estampados veraniegos.

Por su parte, Semaan ha subido una fotografía a Instagram Stories en la que aparece también Messi: "Las mejores personas del mundo", ha escrito. El que no se encontraba con ellos es Cesc Fábregas, que está en Australia de pretemporada con el Chelsea.

Roccuzzo y Semaan han disfrutado de la noche en Lío, un restaurante-cabaret situado en el puerto de Ibiza junto a la mítica discoteca Pachá. Las amigas han podido ver algunos de los conciertos que de forma habitual ofrece el local, tal y como ha publicado el periódico deportivo As.

La amistad entre Daniella y Antonella se remonta a la época del centrocampista catalán en el FC Barcelona. De hecho, a pesar de vivir en diferentes países, intentan verse siempre que pueden, ya sea en Londres o en la Ciudad Condal.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.