elEconomista.es

La princesa Charlène de Mónaco se bebe el champán a morro en la Fórmula 1

28/05/2018 - 18:04

La mujer de Alberto de Mónaco mostró su faceta más divertida en la 73º edición del Gran Premio de Fórmula 1 en Montecarlo. La ex nadadora se unió a la celebración del piloto australiano Daniel Ricciardo, quitándole el champán y bebiéndoselo directamente a morro, echando al traste el protocolo.

La princesa de Mónaco estaba encantada de asistir al evento de Fórmula 1. Prueba de ello fue el abrazo efusivo que le dio al ganador de la carrera, Daniel Ricciardo, en la entrega de galardones.

Poco después y como marca la tradición, el ganador abrió una gran botella de champán y roció a los presentes. Fue en ese momento cuando Charlène sorprendió a todos los presentes dejando a un lado el protocolo y cogiendo la botella para darle un buen sorbo ante la mirada de sorpresa de su marido.

Para el evento, la consorte escogió un vestido primaveral largo con abertura lateral, con aperturas y estampado de varios colores, que combinó con unos tacones azules, un bolso de mano del mismo color y un recogido.

Los príncipes de Mónaco no estuvieron solos en el evento. Junto a ellos se vio a otros integrantes de la familia real monegasca como Andrea Casiraghi y su hermano Pierre, que reaparecía en público tras haber sido padre por segunda vez junto a Beatrice Borromeo.

Además de los rostros reales, por el Grand Prix de Mónaco han pasado multitud de famosos como Alejandro Agag; Hugh Grant, que apareció por primera vez junto a su mujer, Anna Eberstein; Tommy Hilfiger y su esposa; Bella Hadid o Kris Jenner, entre otros.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0