elEconomista.es

Sandra Barneda estalla contra la oficina de Correos porque no dejan entrar a su perro

25/05/2018 - 17:17

La novia de Nagore Robles ha incendiado las redes sociales tras publicar varios mensajes en contra de la oficina de Correos en Twitter e Instagram. ¿El motivo? Sandra Barcena (42) no ha podido enviar una carta porque la institución no permite la entrada de perros en sus locales.

La presentadora ha utilizado su popularidad en las redes sociales para mostrar su malestar con Correos: "Imposible enviar una carta porque llevaba un perro de acompañante en Correos, público, y luego viene la hipocresía de campañas públicas #noloabandones", ha escrito junto a una instantánea en la que aparece la puerta de una oficina de la institución donde aparece la prohibición de que entren mascotas al local.

La oficina de envíos no ha tardado en contestar la publicación y han pedido disculpas a la presentadora a través de Twitter: "Lamentamos las molestias Sandra, no se permite el acceso a la Oficina de Correos con perros, y así se indica en la puerta de acceso con el adhesivo correspondiente. Un saludo", contestaba.

Pero la discursión no quedó ahí y Sandra volvió a contestar: "Me acabo de enterar al no poder entrar! Las políticas tendrían que ser más aperturistas, como sucede en países vecinos como Italia, Irlanda y Reino Unido. Campañas de 'adoptar' o 'no abandonar' sirven de poco si no se instauran políticas de inclusión", zanjaba.

Además, Barneda compartió con sus seguidores algunos comentarios de otros usuarios que mostraban su apoyo: "Completamente de acuerdo contigo. Yo también tengo un pequeño comercio, y por supuesto q dejo entrar perros...", "hace un par de meses me paso lo mismo. Tuve que ir de vuelta a casa dejar a la perra y volver... ¡Mucho decir y poco aplicar!" o "madre mía y eso que estamos en el Siglo XXI.....ver eso daña los ojos y parece de otro siglo", son algunos de los comentarios que retuiteó Sandra.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 7

#1
25-05-2018 / 19:43
Puntuación 23   A Favor   En Contra

El confundir lo que quiero con la educación es lo que pasa a estas famosillas que ya se creen por encima del respeto a los demás, y las normas.

#2
26-05-2018 / 13:44
Sanco
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Te jodes idiota. Yo no quiero ir a correos y encontrarme un perro (o una perra como dueña) soltando pelo y olisqueando ojetes. Si no te gusta, te j.o.d.e.s jo.di.da tortillera.

#3
27-05-2018 / 11:24
El reportero
Puntuación 4   A Favor   En Contra

A mi no me gustan los perros y no tengo porqué aguantarlos y menos sin bozal.

#4
28-05-2018 / 00:31
Arcoiris
Puntuación 0   A Favor   En Contra

ME PARECE HORRIBLE NO DEJAR ENTRAR AL PERRO , SEGURO QUE ES POR QUE ESTABA CON ESTA “” mujer “”

#5
28-05-2018 / 00:39
Boris
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Y A LOS MUSEOS. IGLESIAS ,A TODOS LOS RESTAURANTES , HOSPITALES , TRANSPORTE PÚBLICO, BIBLIOTECAS , PISCINAS PÚBLICAS. ETC TENIAN QUE DEJAR NO SÓLO A LOS PERROS. Y. GATOS. Y A LOS CERDITOS Y A LOS BURRITOS. Y CORDERITOS. ETC. PERO COMO TIENE LA GENTE LA CABEZA. CUANDO ESTÁN SOLOS SUFREN DEPRESIÓN Y TIENEN CNATIDAD DE COMPLEJOS Y POCA. AUTOESTIMA

#6
28-05-2018 / 13:31
vane
Puntuación 0   A Favor   En Contra

no era por el perro, era por ella.

#7
28-05-2018 / 16:11
das
Puntuación 1   A Favor   En Contra

a mi no me gustann los niños lloran gritan y huelen raro


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.