elEconomista.es

Tras la ceremonia y el beso, Harry y Meghan recorren Windsor en la carroza ya como marido y mujer

19/05/2018 - 14:27

Finalizada la ceremonia a los sones del Ave María de Schubert, interpretado por un joven británico de 16 años, de origen caribeño, seguido del himno nacional, ambos, con las manos cogidas en alto al estilo palaciego, han dejado la capilla y se han dado por fin el beso en lo alto de la escalinata que la multitud esperaba impaciente, mientras un coro de gospell sonaba en los altavoces.

No ha habido beso en el balcón porque el castillo de Windsor no dispone de la espléndida balconada de Buckingham Palace. En un carruaje abierto, tipo landó, los nuevos duques de Sussex han recorrido las calles de Windsor entre el entusiasmo del gentío que llena la ciudad. Aparte del banquete nupcial, hay distintas celebraciones para los distintos tipos de invitados, que están organizadas a lo largo del día. Algunas muy privadas, para los recién casados y sus familiares y amigos más cercanos.

Otras particularidades de esta boda, ha sido el deseo de los novios de que los regalos que iban a recibir, fueran de tipo solidario y en metálico. El importe de los donativos irá destinado a organizaciones benéficas en las que están implicados los novios. Desde lucha contra el sida a defensa del medio ambiente. Meghan ha querido que una parte importante vaya destinada a mujeres indias en riesgo de exclusión, una situación que vio en persona en un viaje a la India y que la dejó profundamente impresionada.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0