elEconomista.es

Enrique Iglesias enloquece a las estrellas en la fiesta más chic de Cannes

15/05/2018 - 10:23

La gala privada de Chopard en Cannes es la mejor fiesta del festival de cine, donde se dan cita artistas, top models y celebridades de todo el mundo. La firma suiza de alta joyería es una de las patrocinadoras de la mostra cinematográfica y su propietaria, Caroline Schufele, es amiga personal de todas las estrellas, siempre fieles a esta convocaría.

Entre las invitadas de este año se encontraban Irina Shayk, Petra Nemcova, Julianne Moore, Marion Cotillard, Lupita Nyong'O, Kendall Jenner, Clotilde Coureau, Marc Jacques Burton, Isabel Goulart y Sara Sampaio. Algunas de ellas desfilaron también en la impresionante pasarela en la que lucieron modelos de Elie Saab, zapatos de Aquazura y las impresionantes piezas únicas de la colección Red Carpet 2018.

La fiesta, bautizada este año con el nombre de Secret Party, se celebró en Le Chateau de la Croix des Gardes, un castillo en lo alto, con vistas fabulosas sobre la bahía de Cannes, en el que Alfred Hitchcock rodó Atrapa a un ladrón, la película que interpretaron Cary Grant y Grace Kelly en 1955 y en la que nació el idilio entre la actriz y Rainiero de Mónaco que acabó en la boda más glamurosa del siglo XX.

La gala de Chopard en Cannes cuenta siempre con una actuación estelar, como en su día fue la de Diana Ross, pero este año los invitados quedaron sorprendidos al ver en el escenario a Enrique Iglesias, siempre con su gorra y esas camisetas tipo grunge que no apea ni para un palacio de lujo como el de la Secret Party.

Enrique consiguió lo nunca visto antes, que subieran a bailar con él desde la propia Caroline Scheufele a Kendall Jenner, la top brasileña Sara Sampaio y la mismísima Irina Shayk, entregadas al ritmo de sus éxitos latinos, como Súbeme la radio. "Es que Enrique estuvo simpatiquísimo y muy cercano. La gente se divirtió un montón", cuenta a Informalia una de las invitadas.

Enrique y su banda viajaron desde Miami para actuar en esta fiesta, lo que da cuenta del nivel y el caché al que ha llegado ya el hijo de Julio Iglesias, quien por cierto acaba de anunciar que empieza gira en septiembre, en Uzbequistán, y seguirá en Tel Aviv y Moscú. No hay más escenarios previstos, de momento.

Julio se había comprometido con Florentino Pérez a hacer un gran concierto en el Bernabéu este verano, cuando se cumplen los 50 años de su triunfo en Benidorm, pero de esa actuación, nada hay confirmado por su parte.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0