elEconomista.es

Belén Rueda y su novio argentino: ¡Cogeros una habitación de hotel!

14/05/2018 - 10:55

A sus 53 años, la actriz está mejor que nunca: no solo se consolida como una de las mejores intérpretes del panorama cinematográfico sino que es cada vez más simpática y divertida. Por eso, estuvo generosa con los paparazzi del tenis y regaló besos de película. Si a los jóvenes Amaia y Alfred la BBC les decía en broma que se cogieran una habitación de hotel por ser tan acaramelados, a Belén y el empresario argentino afincado en Marbella habría que aplaudirles. 

Desde luego se les ve muy enamorados desde el primer momento, ya sea en aquellas vacaciones entre las playas de Portugal y las de Marbella, junto a las dos hijas de la actriz o el pasado verano, cuando pudimos ver las primeras imágenes de Belén y su amor.

El pasado mes de febrero, el empresario acompañó a Belén Rueda al estreno de su película El cuaderno de Sara, lo que ya terminó de confirmar lo en serio que iban.La ex de Dani Écija  acudió este fin de semana a ver un partido de tenis en el Mutua Madrid Open y no se cortaron a la hora de darse muestras de cariño delante de las cámaras, besos, abrazos y sonrisas marcaron su visita  al torneo.

Belén Rueda parece estar en un gran momento, además de profesional, también personal, y es que este empresario argentino parece aportarle todo lo que la actriz necesita. Ambos parecían dos adolescentes recién enamorados a pesar de que van a hacer este próximo verano un año juntos.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.