elEconomista.es

Los detalles de la noche de bodas de Meghan Markle y el príncipe Enrique

7/05/2018 - 13:10

La ex actriz y el hermano del príncipe Guillermo pasarán por el altar el próximo 19 de mayo en el Castillo de Windsor y, poco a poco, se van despejando todas las incógnitas de la boda real británica. Este lunes se ha desvelado dónde pasarán Meghan Markle (36) y el príncipe Enrique (33) su primera noche como marido y mujer.

Según el portal estadounidense Page Six, los recién casados pasarán su primera noche de casados en la casa de la reina Isabel II, es decir, en el mismo Castillo de Windsor. Ambos acudirán allí después de la recepción privada que ha organizado el príncipe Carlos en Frogomore House en su honor.

Sin embargo, el trayecto no será muy largo, ya que la distancia entre ambas viviendas es cercana, un hecho que seguramente Meghan y Enrique agradecerán después del día agotador y especial que les espera.

Tras su boda, la ex actriz y el nieto de Isabel II volarán a Jamaica, el lugar donde Meghan se casó por primera vez con su ex marido Trevor Engelson y en el que comenzará su luna de miel. Después de eso, viajarán a Namibia, según una fuente cercana a la pareja citada por Travel+Leisure. "Harry y Meghan han elegido Namibia para pasar sus primeras vacaciones como marido y mujer", escribe la revista.

Allí, Enrique y Meghan se alojarán en Hoanib Valley Camp, un campamento muy lujoso. Ubicado en el corazón de la sabana, permite a los huéspedes despertarse rodeado de elefantes y otras jirafas que viven en libertad por el lugar. La noche en Hoanib Valley Camp cuesta entre 6. 500 euros y 9. 220 euros.

Otro de los sitios escogidos en Namibia, tal y como afirmaron medios británicos en marzo, será Meno a Kwena, donde disfrutarán de los animales y de unas vistas espectaculares en plena naturaleza. El resort de lujo, respetuoso con el medio ambiente, cuesta 500 dólares por persona y noche.

África tiene gran significado para ambos. Al comienzo de su relación, Meghan y Enrique viajaron a Botswana para celebrar el cumpleaños de ella y, poco después, pasaron allí tres semanas de vacaciones.

Asimismo, el anillo de compromiso de Meghan también tiene un trocito de África, ya que consta de tres diamantes, dos de ellos de Diana de Gales y el tercero es una piedra de Bostwana.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.