elEconomista.es

El hermano de Meghan Markle, al príncipe Enrique: "Estás a tiempo de cancelar la boda"

3/05/2018 - 12:41

A menos de tres semanas para el enlace real, Thomas Markle Jr, hermanastro de la futura duquesa de Sussex, arremete con dureza contra ella, acusándola de "estar haciendo el papel de su vida" y avisando al príncipe Enrique de que todavía tiene tiempo para cancelar la boda.

"Todavía no es demasiado tarde, Meghan Markle obviamente no es la mujer adecuada para ti. A medida que pasa más tiempo para tu boda, queda muy claro que este es el mayor error en la historia de las bodas reales", comienza diciendo en la carta el hombre de 51 años, dolido por no estar invitado al enlace de su familiar.

Thomas ataca personalmente a su hermanastra: "No entiendo por qué no ves a la verdadera Meghan que todo el mundo ve. El intento de Meghan de actuar como una princesa, como una actriz de Hollywood de cuarta, está muy visto".

En la misiva, además, el medio hermano de Meghan le echa en cara el trato que dispensa al padre de ambos, quien tampoco acudirá a la boda: "¿Qué clase de persona comienza utilizando a su propio padre hasta que está en bancarrota, luego se olvida de él en México dejándolo arruinado por todas sus deudas? Y cuando llega el momento de devolverle el dinero, se olvida de su propio padre como si nunca lo hubiera conocido. Mi padre nunca se recuperará económicamente, ni emocionalmente de que lo haya repudiado. Meg está mostrando su verdadera cara", dice.

"Es muy evidente que la pequeña fama de Hollywood se le ha subido a la cabeza, convirtiéndola en una mujer hastiada, superficial y vanidosa, que lo engañará a usted y a la familia real. Sin mencionar, para colmo, que no invita a su propia familia y, en cambio, invita a completos extraños a la boda. ¿Quién hace eso? Usted y la familia real deben poner fin a esta boda falsa de cuento de hadas antes de que sea demasiado tarde. Su propio padre, quien debería llevarla hasta el altar, no recibió una invitación. Olvida que si no fuera por mi padre estaría trabajando como camarera o niñera para saldar su vieja deuda", alega Thomas, quien ha declarado que no ve a su hermanastra desde el 2011.

Por todo ello, le pide a Enrique que anule el compromiso antes de pisar el altar: "El mundo entero está viendo a Meg tomar malas decisiones y elecciones, no es demasiado tarde, Enrique"; pero, eso sí, asegura que Meghan sigue siendo su hermana: "Meghan sigue siendo mi hermana. Ella es mi familia. Pase lo que pase, depende de ella, ya sea olvidarse de que nos conoce a mí o al resto de su familia; la familia es lo primero. Además, uno pensaría que una boda real acercaría más a una familia desgarrada, pero creo que todos somos familia distante de Meg", finaliza.

Así las cosas, Thomas continúa los ataques contra su hermanastra tras acusarla el mes pasado de "olvidar sus raíces" y de actuar en todo momento: ""Ella está realizando la mejor actuación de su vida. Es una falsa. Una vez que llegó a Hollywood se convirtió en una persona diferente", le dijo al Daily Mail.

Estas embestidas siguen la línea marcada por otros miembros de la familia Markle, enfadados por su ausencia en la lista de invitados real. Hace unas semanas, Samantha Grant, hermanastra de Meghan, mostraba su indignación en las redes sociales: "Madura, Enrique. Defender la ayuda humanitaria no funciona a la vez que permites a Meg que ignore a los Markle. Es una contradicción".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 2

#1
03-05-2018 / 21:21
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Tienen pinta de secta, si hablan así de ella en público, cómo la habrán tratado en privado?

#2
06-05-2018 / 19:18
Puntuación 0   A Favor   En Contra

DESPUÉS QUE NO PODRÁ DECIR QUE NADIE LE ADVIRTIÓ


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.