elEconomista.es

Lucía Rivera se quita los complejos con "Crecetetas"

1/05/2018 - 9:29

La hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero ha hecho gala de un finísimo sentido del humor compartiendo una fotografía en la que presume de 'Crecetetas'. Todo un zasca para sus detractores, que la critican por no tener demasiado pecho: "No es la clínica Bruselas pero algo es algo", dice con sorna.

Lucía Rivera (19) es joven, guapa y además goza de una simpatía que traspasa las redes. Con ella ha afrontado las críticas que le dedican algunos internautas desde hace meses y que apuntan a su físico, concretamente sus pechos, de los que opinan que son demasiado pequeños. La modelo ha demostrado que no tiene complejos y se ha reído de estos mensajes presumiendo de 'Crecetetas' en Instagram. Sus seguidores han aplaudido su sentido del humor.

No es la clínica Bruselas, pero algo es algo ???????? #thuglife????

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el

Lucía Rivera comenzó en el mundo de la moda muy joven, a penas con 16 años, y desde entonces ha demostrado que está por encima de los insultos malintencionados. Encantada con su trabajo y con su físico, presume de ambos en las redes sociales, donde muestra sus poses más divertidas, sexys y naturales.

Good morning! ????

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el

@soniaexotic make up and hair for @theartistalents ?

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el

La misma foto sin efecto ????

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el

@desaliarules #desaliarules

Una publicación compartida de LUCIA (@luciariveraromero) el


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.