elEconomista.es

Cristina Cifuentes admite el hurto y afirma que es el mayor error que ha cometido en su vida

25/04/2018 - 9:51

La presidenta de la Comunidad de Madrid, que fue pillada robando dos cremas antiedad en unos grandes almacenes en 2011, entona el 'mea culpa'. Asegura que es el mayor error que ha cometido en su vida y que, aunque sabía de la existencia de las imágenes, creía que todas habían sido borradas hace años, tal y como ha desvelado Eduardo Inda.

Las imágenes no mienten y Cristina Cifuentes ha admitido los hechos: sustrajo dos botes de crema Olay Antiedad, con un precio de 20 euros la unidad, en unos grandes almacenes en 2011. La cúpula del PP, formada entonces por Esperanza Aguirre e Ignacio González entre otros, conocía los hechos y la existencia del vídeo, pero trabajó con insistencia para eliminar todas las pruebas y creyeron que lo habían conseguido, según Eduardo Inda. Por ello, Génova ha despertado este miércoles en shock.

De hecho, el periodista afirma que no le consta que nadie, a lo largo de estos siete años, haya chantajeado a Cifuentes por la existencia de estas imágenes, ya que el PP de la Comunidad de Madrid "era una piña" y "se tapaban los unos a los otros". Ahora ya no hay otra salida: la van a obligar a dimitir.

Además, el master fantasma de la universidad Rey Juan Carlos y la sustracción de las cremas antiedad no son las únicas manchas en el oscuro pasado de Cifuentes. Al parecer, existen muchas otras informaciones sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid que la pondrían en una situación tan comprometida como las anteriores y que demuestran, en palabras de Inda, que "la moralidad de esta mujer es tan baja que roza el centro de la Tierra".


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 3

#1
25-04-2018 / 10:52
raul
Puntuación 1   A Favor   En Contra

una vez más se deja ver lo paletos que son los votantes del pp con robacremas ( y lo que habrá robado). Que cara más grande

#2
25-04-2018 / 12:07
S Paradox
Puntuación -2   A Favor   En Contra

Que alguien retire dos botes de crema de un estante, sean de la cloaca Olay o de la Vaca, no es un hurto mientras no pillen al acusado sacándolos sin pagar de la tienda. Es un truco viejo para acogotar al personal, y en este caso, por lo que cuentan, hacer un mini-secuestro. Me lo hicieron en El Corte Inglés : al tomar un peluche de una estantería, se me echó encima el dependiente en plan ‘furiosus’, para llevarme a la caja, donde por supuesto, yo ya tenía intención de ir a pagar.

La situación de la política española es lastimosa, los saduceos y los fariseos a la gresca, y aprovechando el tumulto, que arrecia, los que les pagan cometiendo todo tipo de tropelías, financiadas con el dinero de la usura bancaria y de meter mano en las arcas públicas, latrocinio protegido por terrorismos diversos, y por las leyes del embudo.

Las reticencias de los kbzotas del pespes en deshacerse de esta rémora repite el caso de la SGAE con Ramoncín y otros, se les pilla con las manos en la masa, pero les dan unos meses antes de poner un administrador judicial, tiempo de sobra para borrar pruebas y rebañar lo que quedase.

No puede haber misericordia, sería complicidad, se les hará psicoterapia lacaniana, tipo espejo, jugaban fuerte, pero hoy se acabó su suerte: circuncisión con tenacillas de capar gorrinos, luego: ‘One way ticket to Neguev’, y si hay resistencia: ‘Ley de fugas’, ‘La hoguera’, de Sabina, Krahe, Pérez, La Mandrágora, o 1Sam 15, 3. ¡Prou, basta!

#3
25-04-2018 / 20:28
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Pues menos mal que la sacaron fuera, porque la tía lo estuvo negando hasta que apareció la policía......la cara dura y la desfachatez de esta tía no debía de tener limites!!!!