elEconomista.es

Pedro Sánchez y Susana Díaz: bailando con el enemigo

18/04/2018 - 9:50

La Feria de Sevilla reúne a cada año a personalidades de todos los ámbitos de la sociedad, también de la política, lo que deja imágenes curiosas y cargadas de morbo. Este martes, la atención se centraba en el encuentro que protagonizaron la presidenta del PSOE andaluz y el líder del partido socialista, quienes dejaron patente una vez más su rivalidad, eso sí, encubierta en besos y abrazos.

Pedro Sánchez y Susana Díaz coincidieron en la Feria sevillana y dejaron entrever que su relación no atraviesa por su mejor momento. Buena prueba de ello es la distancia que mantuvieron durante toda la jornada festiva. Y es que, cuando un presidente de partido visita el albero del Real, lo habitual es que recorra las casetas de algunas instituciones y empresas acompañado por los líderes regionales. Sin embargo, en esta ocasión, no fue así y el encuentro entre los políticos se produjo durante un acto de la Asociación de la Prensa al que acudieron por separado.

Fue entonces cuando llegó el esperado momento. Susana, ataviada con traje de gitana blanco con lunares negros y favorecedores claveles rojos como adorno floral, recibió con sonrisa a su jefe, quien respondía con gesto agradable y dos besos. Ambos aparentaban así normalidad y espontaneidad, intentando dejar en el olvido, al menos por unos minutos, su gran rivalidad.

"Todos son bienvenidos, y mi secretario general más. Quien viene repite, ese es el secreto y el éxito. Veo por ahí a alguna madrileña que vino a Sevilla, se enganchó y ya no se mueve de aquí", bromeaba después Díaz, consciente de que hace un año libraron una gran batalla en las primarias del PSOE cuyas heridas aún están por cicatrizar.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0