elEconomista.es

Blanca Suárez y Mario Casas: el beso que confirma su relación

13/04/2018 - 9:21

El enigma ha sido al fin resuelto. Después de varias citas y encuentros por Madrid y otras zonas de España, los actores han sido fotografiados dándose un beso en un local de moda de la capital. Con esta imagen se confirma el secreto a voces de su amor.

La bonita amistad que mantenían desde hace años Mario Casas y Blanca Suárez ha dado paso al amor, tal y como se aprecia en las instantáneas publicadas este viernes en la revista Corazón TVE. En las mismas, ambos comparten una tarde de confidencias y cariño en un bar madrileño, donde se mostraron muy apasionados, dando muestras de su romance al resto de testigos del lugar.

Antes de dar rienda suelta a la pasión, Mario y Blanca disfrutaron de una romántica comida en un restaurante asiático, tal y como contó Informalia hace unos días. Así las cosas, fue horas después de su almuerzo cuando fueron pillados dándose el esperado beso.

Esta nueva cita se une a la que vivieron la pasada Semana Santa en un conocido asador de Arévalo, un pueblo abulense. Allí fueron reconocidos por algunos de los clientes y, tras ello, decidieron posar juntos con el dueño del restaurante, que presumió de visita en Instagram.

Las imágenes de su beso anuncian uno de los romances del año. Cabe recordar que la última pareja conocida de Casas fue Berta Vázquez, con quien rompió hace más de un año, mientras que Blanca finalizó su relación con Joel Bosqued este pasado invierno.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.