elEconomista.es

Leonor y Sofía, junto a sus padres, visitan a don Juan Carlos en el hospital, ambas de la mano de su abuela favorita

8/04/2018 - 15:05

Como si de un guión de una parodia televisiva se tratara, vamos asistiendo al espectáculo de blanqueo de imagen de toda la Familia Real tras el rifirrafe de Palma de Mallorca. De los autores de Letizia le abre la puerta a doña Sofía en público, ahora llega: Estas nietas adoran a su abuela Sofía.

Acostumbrada a librar los fines de semana, como una de esas reglas inviolables que impuso  hace años, la reina Letizia ha tenido que hacer una excepción doble estos días: no quieres taza, pues toma taza y media. Como diría Tamara Falcó: "O sea", Letizia ha comparecido sábado y domingo, dos veces. En la primera, abriendo la puerta de la suegra; en la segunda, contemplando con una sonrisa cómo doña Sofía se hacía fotos con una de sus hijas a cada lado, y cogidas ambas de las manos. Recordemos que el follón de la catedral de Palma fue porque doña Sofía se iba a hacer una foto con sus nietas, Letizia se puso en medio, se encaró, y Leonor le quitó a su abuela la mano del hombro de un manotazo, dos veces.

Esta vez las hijas de los Reyes han posado para los medios junto a la reina Sofía. No les ha importado hacerlo, ni a sus padres, don Felipe y doña Letizia, presentes en la escena, ante toda la prensa. Ha ocurrido  dos horas después de que la infanta Elena visitara a su padre en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Acompañadas de sus padres y de su abuela Sofía, la princesa de Asturias y su hermana han acudido hasta la clínica después de que este domingo el emérito pasara a planta tras dormir en la UCI la primera noche después de su operación de rodilla.

Los fotógrafos destacados a las puertas del centro médico han roto en aplausos hacia los Reyes, sus hijas y doña Sofía cuando llegaban. Lo han hecho todos en el mismo coche. Al volante, Felipe VI.

Repasamos la escena que pueden ver en la foto. No es un montaje: la reina Sofía ha cogido de la mano a sus dos nietas durante el recorrido que va desde el vehículo hasta puerta del hospital. La princesa Leonor y la infanta Sofía, que iban vestidas igual, no han tenido ningún problema en que su abuela les agarrara, en que se pusiera una a cada lado, y en que les tiraran miles de fotos con doña Sofía mientras su madre, doña Letizia, sonreía junto a Felipe VI. Letizia no se ha interpuesto entre las cámaras y su suegra esta vez. Lo dicho: los fotógrafos han aplaudido.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.