elEconomista.es

Julián Muñoz, ingresado de urgencia en el hospital

22/03/2018 - 17:04

El ex alcalde de Marbella ha sufrido un nuevo achaque de salud que le ha llevado a ser ingresado en el hospital de Algeciras. El motivo de su hospitalización ha sido una "subida de tensión importante", según han desvelado en El programa de Ana Rosa.

Julián Muñoz (69) ha sido trasladado en la mañana de este jueves del Centro de Inserción Social (CIS), adonde regresó en enero después de ser pillado bailando hasta altas horas de la madrugada, hasta el centro médico. Allí se encuentra en observación.

La hija de ex de Isabel Pantoja, Elia Muñoz, ha confirmado la noticia: "Desde el CIS le han llevado a urgencias porque se encontraba mal", decía a OK Diario, al tiempo que aseguraba no saber más del asunto por el momento: "Aún no he podido hablar con él".

Los problemas de salud del ex alcalde marbellí vienen de lejos. Durante su estancia en prisión se sucedieron hasta que la Audiencia Provincial de Málaga dictaminó que sufría "enfermedad muy grave con padecimiento incurable", por lo que recibió el tercer grado en marzo de 2016. El ex político, por aquel entonces, tan solo tenía que dormir en el CIS. En febrero de 2017 y tras petición de su abogado, el juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional permitió que Muñoz pasara las noches en su domicilio con control telemático.

El régimen de libertad casi total de Julián finalizó cuando este pasado mes de enero El Español publicó un documento en el que aparecía de fiesta a altas horas de la madrugada. Instituciones Penitenciarias ordenó su ingreso de nuevo en el CIS por "mal uso del medio telemático". Allí se encuentra desde entonces.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.