elEconomista.es

Primeras imágenes de Juan Valentín Urdangarin como voluntario en Camboya

22/03/2018 - 12:24

La semana pasada, el hijo mayor de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin puso rumbo a Battambang, en Camboya, para colaborar con la fundación El Sauce, donde realizará labores humanitarias con los niños que padecen alguna discapacidad a causa de las minas antipersona. Ajeno a la delicada situación judicial que viven en su casa, las primeras imágenes de su aventura muestran a un adolescente feliz y muy integrado.

Juan Valentín Urdangarin (18) está realizando su primer voluntariado en el extranjero tras cumplir la mayoría de edad. Según señala La Razón, el sobrino del Rey participa en uno los proyectos solidarios del jesuita Kike Figaredo Alvargonzález (58), primo de Rodrigo Rato y presidente de Cáritas Camboya, cuya iniciativa se basa en facilitar el acceso a los estudios escolares y universitarios los nativos discapacitados, al mismo tiempo que les imparte clases de artesanía. 

El nieto mayor de doña Sofía se ha sumado a los trabajos que realiza 'El obispo de las sillas de ruedas', como se le conoce comúnmente, junto a las más de 4000 personas que participaron el pasado 14 de marzo en la segunda maratón de Battambang, con el fin de apoyar la causa. Según el citado medio, este tipo de programas suelen durar cuatro meses, aunque no se sabe con exactitud cuándo regresará a Suiza Juan Valentín. 

Lo cierto es que su madre, la infanta Cristina (52), sabe de primera mano cuáles son las labores que se realizan y cómo se vive durante el voluntariado, ya que realizó varios proyectos solidarios en la zona hace años. 

Éste no es el primer voluntariado que realiza el sobrino de Felipe VI en el Sudeste asiático. En la primavera de 2016 viajó hasta Delta del Mekong (Vietnam) junto a sus compañeros de la Escuela Internacional de Ginebra para participar en un proyecto de cooperación relacionado con la instalación de biogás.
El viaje de Juan Valentín coincide con uno de los momentos más complicados para su padre, Iñaki Urdangarín (50), que gasta ya los últimos cartuchos legales para evitar la prisión a la que tendrá que entrar en unos días si el Tribunal Supremo no falla a su favor.

PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0