elEconomista.es

Marta Sánchez: afortunada en el canto, desgraciada en amores

16/02/2018 - 9:10

Después de tanto tiempo en la carretera a Marta Sánchez le quedan nuevos desafíos por vivir en el mundo de la música. Este fin de semana se enfrenta al próximo para el que se ha preparado a conciencia por cumple 30 años en la música, y lo va a celebrar con un concierto en el teatro La Zarzuela de Madrid.

Los elementos en escena serán un piano y su voz, a secas. Ni cambios de vestuario, ni bailarines, ni grandes luces. "Quiero que sepáis que es un reto para mí. O sea, creo que es un show difícil de defender porque yo me exijo mucho y no voy a cantar todo suavito", nos dice en la presentación del concierto.

La carrera de Marta Sánchez comenzó hace tres décadas, cuando años participó en el concurso Sabadabadá de TVE. Con 19 años sustituyó a Vicky Larraz en el grupo Olé Olé, con quienes estuvo cuatro años. Fue en este periodo cuando tuvo lugar el famoso concierto con las tropas españolas destacadas en el Golfo Pérsico, al estilo de Marilyn Monroe en la Guerra de Corea.

En 1990 se lanzó como solista en solitario y se convirtió en un icono del pop español de estribillos pegadizos con su voz potente y estilismos atrevidos.

En este concierto tan especial para ella ha prometido cantar todas estas canciones que han sido buques insignia de su extensa trayectoria. En 30 años se ha casado dos veces, con Jorge Salatti y Jesús Cabanas, y la hemos visto acompañada de un buen surtido de pretendientes. A sus 51 años, avisa de que habrá Marta Sánchez para rato.

Para empezar, este fin de semana la gallega va a cumplir su sueño de actuar en el teatro de la Zarzuela. Qué mejor excusa que sus 30 años en la música. Dejará sus llamativos vestidos de lentejuelas en el armario para apostar por un look más sobrio. La cantante de Desesperada ve su faceta musical más consolidada pero no podemos decir lo mismo de la sentimental, donde la cantante ha tenido que superar varias rupturas. Pero ahora está sin nadie especial a su lado: "No tengo novio, pero siempre tengo las puertas abiertas al amor", dice ella.

No todo han sido buenos momentos en la carrera de la diva. Algunas de sus polémicas más sonadas son éstas:

La portada de Interviú.

Siempre se ha arrepentido de ello y no lo niega. Asegura que cobró unos 40 millones de las antiguas pesetas (unos 240.000 euros de ahora) ya que en aquel momento, Marta era toda una musa y muchos la consideraban la Marilyn española. Hace unos años, ella misma contaba que todo fue consecuencia de un 'chantaje' de unos reporteros que le hicieron unas fotos semidesnuda en un barco. Para que estas imágenes no aparecieran, Marta accedió a posar en unas fotografías artísticas en topless para la conocida revista. Hasta entonces, la publicación le había llegado a ofrecer hasta 75 millones de pesetas y ella siempre había rechado las propuestas.

Dejó a Baute 'colgando en sus manos'.

La cantante se sentó en el Chester de Risto Mejide a finales de 2014 y, aunque daba suculentas declaraciones sobre su vida personal, lo más destacado fueron sus comentarios sobre la colaboración musical que realizó con Carlos Baute. La artista aludió a la falta de transparencia en lo que había recibido ella por el gran éxito de 'Colgando en tus manos'. "Creo que me llegaron como unos 6.000 euros por cantarlo. Un día digo: Pues esto es muy raro, no me encaja y se me ocurre pedir el contrato. Entonces la respuesta fue: Mejor estate calladita", explicó.

Ante la insistencia de Risto, añadía: "Es un chico que tiene muchas armas para quedar bien con todo el mundo y ser simpático. Hace muy bien su papel. Él sabe dónde quiere llegar y va por ello, que es muy lícito?. Tras el lógico enfado de Baute, no fue hasta unos meses después cuando la pareja artística hizo las paces en público.

Contra las bromas en Tu cara me suena.

"Nunca firmé un contrato de payasa", afirmaba Martíssima después de un polémico desencuentro con Ángel Llácer en el concurso de imitaciones de Antena 3. "Llácer lo que no puede pretender es descalificar e insultar. A mí no me insulta porque hasta mí no llegan sus insultos, pero lo que no puedes hacer es jugártela dando tu punto de vista de una persona con adjetivos fuertes y luego pretender que no te diga nada", decía la cantante.

Durante su participación en TCMS como jurado, Marta fue tachada de antipática. "Me tomo todo muy en serio a veces, y algunas de las bromas me gusta verlas desde fuera, no participar en ellas. Eso ha dado pie a que sea un poco más apática o menos participativa", se excusaba.

La muerte de su ex pareja.

El que fuera batería de Olé Olé y pareja de Marta durante varios años, Juan Tarodo, fallecía como consecuencia de un cáncer en 2013. Sánchez no quiso participar en el homenaje que sus compañeros de grupo habían organizado y, según Vicky Larraz, les dejó "tirados después de un mes y medio preparándolo". Además, la mujer de Tarodo tampoco desaprovechó la ocasión para arremeter contra Marta asegurando que cuando Juan ya estaba muy enfermo, ella no quiso hablar con él ni ir a visitarlo. "Su excusa para no atenderme cuando la llamé fue que estaba celebrando su cumpleaños", explicó en Sálvame.

El desprecio de Luis Miguel.

Marta confesaba hace algunos años que se sintió muy dolida tras un desprecio del cantante mexicano hacia su hermana cuando ya estaba muy enferma y por la que la cantante sentía verdadera adoración. Parece que ella le llamó para pedirle un gran favor personal, que llamara a su hermana por su cumpleaños para felicitarla poco antes de fallecer. Luis Miguel se negó alegando que él no hacía ese tipo de favores a nadie.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0