elEconomista.es

La empresa de Carlos Lozano está en números rojos

14/02/2018 - 12:59

El presentador no logra solventar la mala situación económica que atraviesa desde hace años. Sus ingresos han ido disminuyendo a la par que su presencia en los platós, por lo que su empresa presenta resultados negativos y le resulta difícil mantener su nivel de vida.

Atrás quedaron los años de bonanza en los que Carlos Lozano (55) era uno de los rostros más habituales de televisión y sus ingresos le permitían de lujo. Ahora, el presentador tan sólo asume colaboraciones y pequeños proyectos, por lo que sus cuentas no atraviesan el mejor momento.  

Lozano creó Setil Producciones S.L. en 1998, una compañía destinada a la producción, realización, distribución y comercialización de imágenes y sonido, y con la que gestionaba los contratos que firmaba con las diferentes cadenas de televisión. Una sociedad que, tal y como ha señalado El Español, facturó grandes cantidades de dinero, como el contrato que Carlos firmó en 2002 con TVE por el que cobraba 24.000 euros por cada gala de Operación Triunfo que presentaba. 

Sin embargo, estas cifras sólo son un recuerdo, ya que hace años que su empresa apenas factura, lo que ha provocado que el activo de la compañía se haya reducido mientras que las deudas han aumentado, llegando a presentar un resultado negativo de 150.000 euros en 2016.

Esta mala situación económica obligó a Lozano a poner en venta su espectacular mansión de 1.800 metros cuadrados ubicada en la sierra de Madrid hace dos años. La adquirió en sus años más prósperos y ahora intenta venderla por 1.150.000 euros.

En el último año Lozano ha vuelto a encauzar su trayectoria profesional gracias a su participación en GH VIP. A raíz de ahí, el presentador se puso al mando del programa Granjero busca esposa y ahora también participa en Sálvame, donde ha sustituido a María Teresa Campos como defensor de audiencia. Quizá esta nueva actividad laboral sea la que le haya permitido respirar un poco y subir el precio de venta de su vivienda, que había bajado hace unos meses para venderla con más facilidad.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.