elEconomista.es

Anastasia Bryzgalova, la doble de Angelina Jolie enamora en los Juegos Olímpicos de invierno

14/02/2018 - 11:15

La deportista rusa se ha convertido en una de las grandes protagonistas de la cita olímpica que se disputa en Pyeongchang. Además de lograr el bronce en dobles mixtos de curling, la joven de 25 años ha impactado por su belleza en las redes sociales, donde dicen que es una mezcla de Angelina Jolie y Meghan Fox.

El rostro angelical y los ojos de Anastasia Bryzgalova han encandilado a los millones de espectadores que seguían la competición y deseaban que se alzara con el triunfo final junto a su compañero de juego, Alexander Krushelnitskiy, que, curiosamente, también es su marido. Ambos se conformaron con el bronce tras ser derrotados por la pareja americana, formada por Becca and Matt Hamilton.

Meses antes de afrontar su participación en los Juegos Olímpicos de invierno en Corea del Sur, Anastasia y Alexander contrajeron matrimonio el pasado 13 de junio en San Petesburgo. Tras darse el "sí quiero", celebraron su luna de miel en España, como dejaron patente en las redes sociales a través de varias imágenes en la Sagrada Familia o en la costa brava.

El éxito de su amor también se ha traslado a la pista. En 2016, de hecho, lograron llevarse el oro en el World Mixed Doubles Curilng Championship que tuvo lugar en Suiza. El triunfo de entonces y el bronce de ahora se fraguaron con años de enorme trabajo y esfuerzo. Concretamente, Bryzgalova comenzó a practicar este deporte en 2009, cuando vio un anuncio promocional en un complejo de deportes de hielo en Rusia.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.