elEconomista.es

Carlos Lozano arregla sus cuentas: sube el precio a su mansión hasta los 1.150.000 euros

13/02/2018 - 17:15

El presentador ha resurgido de sus cenizas cual Ave Fénix y disfruta de una segunda juventud laboral. Este resurgimiento mediático, que comenzó en GH VIP y se confirmó en Granjero busca esposa, ahora le ha llevado a Sálvame, donde ha sustituido a María Teresa Campos como defensor de la audiencia. El periodo de bonanza del madrileño queda representado en el aumento del precio de la vivienda que tiene en venta, que ya alcanza los 1.150.000 euros.

Hace ya más de dos años desde que Carlos Lozano puso en el mercado su espectacular casa de 1.800 metros cuadrados en la sierra de Madrid. En aquel momento, el ex concursante de GH VIP anunciaba el casoplón en Fotocasa y pedía por ella 1.200.000 euros.

Ya en diciembre de 2017, al ver que no encontraba comprador y que su situación económica no era la mejor, Lozano decidió bajar el precio de la vivienda en más de 200.000 euros. Además del valor de la misma, también cambió la inmobiliaria, siendo Gilmar la elegida para su venta. La desesperación por vender del tertuliano de Telecinco era tal que incluso utilizó el programa que presentaba, Granjero busca esposa, como escaparate para deshacerse de la propiedad, recibiendo allí a los concursantes.

Sin embargo, desde diciembre la situación parece haber dado un cambio de 180 grados. El resurgir de la carrera de Lozano ha provocado que el periodista ya no tenga tanta necesidad de vender, subiendo el precio de la vivienda hasta los 1.150.000 euros, una cantidad que se asemeja a la cifra que pedía cuando la puso en venta.

Una mansión con todo lujo de detalles

Con 868 metros cuadrados edificados y 1578 de parcela, el inmueble cuenta con dos plantas en las que se distribuyen siete dormitorios y seis cuartos de baño. Además, las impresionantes vistas a la sierra que se observan desde el salón y otras suites dotan de una gran belleza a la vivienda. Una zona de servicio, vestidores, baño con bañera de hidromasaje, zona de juegos, son algunos de los lujosos detalles que se pueden encontrar, todo ello con una decoración minimalista que respeta las formas de la construcción. Y lejos de quedarse atrás, la zona exterior cuenta con todos los equipamientos: piscina climatizada, pista de padel y tenis, terraza y zona de barbacoa. Una joya dentro del patrimonio de Lozano que aún no ha conseguido vender.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.