elEconomista.es

El actor Rob Delaney, destrozado: "Mi hijo de dos años ha muerto"

13/02/2018 - 12:16

El actor está atravesando el peor momento de su vida después de que su hijo de dos años, Henry, falleciera el pasado mes de enero víctima de un tumor cerebral que le había sido diagnosticado en 2016. Días después de recibir la trágica noticia, el protagonista de la serie británica, Catastrophe, ha querido comunicárselo a sus seguidores a través de las redes sociales.

"Tengo una noticia muy triste. Mi hijo de dos años y medio, Henry, ha muerto. Se le realizó una cirugía para estirpar el tumor y un tratamiento posterior a principios de 2017, pero el cáncer regresó el otoño pasado y murió en enero. Mi esposa, los hermanos mayores de Henry y yo estamos devastados. Henry era una alegría. Era inteligente, divertido y travieso. Tuvimos maravillosas aventuras juntos, especialmente después de que regresara a casa tras quince meses viviendo en hospitales", comenzaba el relato de Rob Delaney en su cuenta personal de Facebook.

"Su tumor y cirugía lo dejaron con importantes discapacidades físicas, pero rápidamente aprendió lenguaje de señas y desarrolló su propio método para llegar de A a B arrastrando su hermoso y pequeño trasero. Su afán por vivir, por superar las adversidades y por estar conectado a los suyos fue muy profundo. También me impresiona el amor con el que su madre y sus hermanos le apoyaron en todo momento. Es por ellos que me esfuerzo por no volverme loco por el dolor. No quiero perderme sus hermosas vidas. De hecho, estoy deseando vivir nuevas experiencias con ellos", alegaba el intérprete.

En su largo texto, Rob se ha mostrado agradecido al hospital donde estuvo ingresado su hijo, así como a las enfermeras que le cuidaron: "Las enfermeras y médicos del NHS, así como los asistentes domésticos que ayudaron a nuestra familia a sobrevivir durante la enfermedad de Henry, serán mis héroes hasta el día que muera. Estoy muy triste en este momento, pero puedo decir con firmeza que en este mundo hay gente buena", declaraba.

Por último, Delaney pedía respeto para su familia y se despedía de su pequeño: "Gracias, querido Henry, por todo el tiempo que pasaste con nosotros. Te echo mucho de menos", concluía.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.