elEconomista.es

Lo que el emérito opina de su nuera Letizia y otros detalles del documental censurado sobre don Juan Carlos

9/02/2018 - 10:16

La buena relación del emérito con su nuera es uno de los temas que trata el documental que TVE no quiere emitir. "Letizia es muy buena madre", le dice don Juan Carlos a su entrevistadora. Este viernes 9 de febrero, en el Festival de Luchon, dedicado a creaciones televisivas, se proyecta bajo el título Yo, Juan Carlos rey de España, realizado en 2014 por la periodista francesa Laurence Debray y el realizador hispano-francés Miguel Courtois.

Los asistentes a este prestigioso certamen, que se celebra desde hace 20 años en la ciudad pirenaica francesa, tienen más suerte que los espectadores españoles, ya que podrán ver y juzgar las interesantes declaraciones del rey don Juan Carlos al equipo galo que le entrevistó en el palacio de la Zarzuela a lo largo de 2014, justo antes de de su abdicación.

El documental, que en su momento fue estrenado con mucho éxito en Francia y en la televisión pública suiza, incluye entrevistas a distintos personajes y políticos españoles. Hay testimonios del entonces príncipe Felipe, de doña Pilar, hermana del rey, de Mario Vargas Llosa, de los socialistas Alfonso Guerra y el ex ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, además de las exclusivas declaraciones del rey don Juan Carlos, que a veces se emociona al hablar de su hermano Alfonso, muerto por un disparo accidental del hoy emérito cuando ambos eran adolescentes. También el rey confiesa su sufrimiento por los atentados de ETA, habla de Letizia y de momentos personales de su vida, con sinceridad y sencillez.

El material sería de gran interés para los espectadores españoles. Sin embargo, a pesar de que fue traducido para que fuera emitido por Televisión Española, los responsables del ente público decidieron vetarlo una vez visionado el material.

Sus razones no están claras. Que no les gustaba el final, que si hablaban políticos, que si estaba fuera de contexto, que el monarca ya no era rey... Estas explicaciones son consideradas por muchos censura pura y dura, ya que don Juan Carlos está ahí, vivo y activo, ha cumplido 80 años y está siendo muy visible en actos institucionales a lo largo de este 2018, algunos junto a su hijo, posiblemente como compensación al feo que le hicieron ignorándole cuando se celebró el 40 aniversario de la Constitución.

¿Qué fue lo que llevó a los censores a suprimir su emisión?  La historiadora Laurence Debray, autora de un libro anterior sobre don Juan Carlos, es hija de Regis Debray, el intelectual francés defensor en su día del régimen castrista. Pero no ha sido militante de ningún partido de izquierdas, es una respetada periodista, experta en finanzas y está casada con Emile Servan Schreiber, miembro de una de las familias más conocidas e influyentes en la sociedad y la política francesa. ¿Le ha molestado a alguien muy influyente que don Juan Carlos aparezca como un personaje que además de jefe del estado es una persona, cercana y humanizada?

Esta censura inconcebible en los tiempos que vivimos no solo es inexplicable (o inexplicada), sino que va también contra el rey emérito, pues es una falta de cortesía a quien abrió la intimidad de su despacho para que los espectadores de su país y de toda Europa le conocieran mejor. Si el Rey concede una entrevista, ¿quién es TVE para privar de ese documento a quienes fuimos sus súbditos?

El realizador Miguel Courtois considera un tesoro esta entrevista con don Juan Carlos, cuyas declaraciones cobran más relevancia incluso si tenemos en cuenta que se hicieron poco antes de su abdicación. No tiene sentido que los españoles vayan a tener que ir a ver el documental a Francia, como se hacía en tiempos de Franco.

La autora de la biografía que vertebra el documental censurado, titulado en francés Moi, Juan Carlos, roi d'Espagne, consiguió que el soberano aceptara responder ante las cámaras a preguntas sobre su vida, recuerdos y anécdotas. "Yo tenía el mando a distancia de sus emociones", declaraba la escritora y periodista a la revista Point de Vue. El documental recoge además la intimidad del despacho del monarca, que observa imágenes de los atentados y manifestaciones populares contra ETA. La cámara enfoca don Juan Carlos contemplando con el rostro desencajado aquellos escenarios terribles. "¿Mis peores recuerdos, mis peores momentos? Hay muchos. Pero para ser sincero, yo diría que tuve 800 malos momentos: las más de 800 víctimas del terrorismo. Me siento muy solidarizado con ellos". Don Juan Carlos llora y la emoción inmortalizada en imágenes descubre al hombre detrás del Jefe del Estado. La autora del reportaje cree que Juan Carlos es un hombre muy directo, cordial y muy simpático. "Me hablaba en francés, tiene un francés magnífico porque fue su primera lengua, pero la entrevista la hicimos en español. Es una persona con la que en seguida te sientes a gusto, pero muy honesta. Dice lo que quiere y lo que no quiere no lo dice", recuerda Debray. "Junto al equipo del documental, visitaron dos tardes la Zarzuela. "Tres cámaras, el director de la película, Miguel Courtois, y yo. Él quiso que fuera una conversación bastante íntima. Don Juan Carlos había pasado recientemente varias veces por el quirófano y tenía que hacer mucha rehabilitación por la mañana, porque padecía mucho de la cadera, pero nunca se quejó. Y al final del segundo día, cuando ya habíamos acabado, nos propuso a mí y al equipo técnico salir a comer con él unas tapas y beber un buen vino para festejar el fin del rodaje", confiesa la escritora, que también entrevistó a don Felipe sobre la relación con su padre, una semana antes de la abdicación, para el documental. "Les vi a los dos juntos y me impresionó esa complicidad que existía entre ambos y ese respeto. Don Felipe ayudaba a su padre caminar sin su bastón, y se miraban, se reían, se entendían solo con mirarse. Lo vi desde lejos. Ellos estaban en el jardín de la Zarzuela, yo estaba dentro. Para mí fue un momento importante porque nunca los había visto de manera relajada, fuera del protocolo, solo los dos solos como un padre y un hijo con un vínculo tan fuerte", recuerda. "Había plena confianza del Rey en su Heredero", insiste la periodista francesa. "Don Juan Carlos admira al rey Felipe y presume con orgullo de su formación", asegura.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.