elEconomista.es

Los arriesgados estilismos de Carmena y Cifuentes, muy comentados en los Goya

4/02/2018 - 12:52

El Partido Popular y Podemos coincidieron en los Goya representador por las dos líderesas que gobiernan en Madrid una vez que Esperanza Aguirre fue sepultada bajo el peso de sus consejeros corruptos. La presidenta de la Comunidad y la alcaldesa se sumaron a los otros compañeros de la política que quisieron apoyar al cine en su noche. Albert Rivera acudió con su novia, Pedro Sánchez, con su mujer, Alberto Garzón se puso corbata, Pablo Iglesias se apartó de los asientos más visibles y el ministro de Cultura ejerció de anfitrión junto a la titular de Sanidad e Igualdad y el presidente de Televisión Española.

Pero mientras que Méndez de Vigo, Dolors Montserrat, y todos ellos optaron por un perfil bajo en su atuendo, Cifuentes y Carmena fueron las que arriesgaron con los suyos, tal vez demasiado.

Cristina Cifuentes debió de enamorarse de la colección de Devota & Lomba en la reciente Madrid Fashion Week. La presidenta de la comunidad madrileña, que tampoco quiso perderse los shows de Moisés Nieto, Juanjo Oliva o Leandro Cano en la pasarela de hace dos semanas, escogió moda española para su aparición en los premios del cine. Su estilismo de los Goya 2018 fue la llamativa combinación de un vestido sin mangas y cuello redondo, bajo una chaqueta de mangas geométricas, versión de un abrigo largo en tela de paño, un diseño de Modesto Lomba, el boss de los diseñadores españoles que seguramente le regala o le presta las prendas por lo que supone de apoyo a la imagen de su marca. O eso creen en la firma por lo que se ve.

No le sentaba especialmente bien a Cifuentes. Sería por el volumen de las mangas o por su forma geométrica, pero el outfit de la presidenta generó bromas en las redes, especialmente por parte de quienes no entienden bien la pasión por la moda de la sucesora de Ignacio González. Cifuentes a menudo reparte su armario entre las más variopintas elecciones, valiente casi siempre, pero no infalible en aciertos.

Su vestido capa azul eléctrico del día de la Hispanidad, o su bolso con la bandera de España ya confirmaron que Cristina no tiene ningún complejo a la hora de elegir prendas y que se atreve igual con el low cost, la alta costura y hasta la propaganda textil s'il faut.

Manuela Carmena también se la jugaba con su vestido color marrón, abullonado en la cintura, amplio escote, hombros al descubierto, y amplia apertura de las mangas. Como de costumbre, la edil completó su look con el collar de perlas, perfecto para dar algo de sobriedad al conjunto.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 2

#1
04-02-2018 / 15:10
ANALISTA DE HECES
Puntuación -3   A Favor   En Contra

LA CARMENA ES UNA ESCREMENTO

PERO LA OTRA YA NOTE CUENTO

#2
04-02-2018 / 15:23
nitecuento
Puntuación -1   A Favor   En Contra

La del vestido color mi-er-da es fea de co-jo-nes.