elEconomista.es

Isabel Pantoja rompe su silencio tras el nacimiento de Carlota: "Es preciosa"

31/01/2018 - 10:14

La tonadillera ha recibido a su cuarta nieta este martes y se ha mostrado tan emocionada por el acontecimiento que ha querido compartirlo con la prensa: "Están muy bien de salud, gracias a Dios, que es lo importante, tanto la mamá como ella y un miembro más nuevo a la familia y para mí, preciosa. La segunda princesita".

Este martes, Irene Rosales (26) daba a luz a su segunda hija mediante una cesárea programa en el hospital Nisa Castilleja de la Cuesta, en Sevilla. Kiko Rivera (34) ha estado presente durante todo el proceso y acompañado de su madre, Isabel Pantoja (61), que ha pasado el día entero con ellos. Ya por la noche, abandonó el centro del brazo de su hijo y muy sonriente charló con los periodistas que la esperaban. Aseguró que estaba feliz, que la niña era preciosa y que ya había otra princesita en su casa.

Unas horas antes, Pantoja había hecho de tripas corazón para compartir su suite hospitalaria con Fran Rivera (44), el hermano mayor de su hijo, quien acudió junto a Lourdes Montes (34) para conocer a su nueva sobrina, Carlota: "Ya sabéis que las relaciones no están muy bien pero venimos a ver a la madre, al padre y a la niña", dijo el diestro.

Kiko también está muy emocionado con la llegada de su tercer hijo, que hará las delicias de sus hermanos mayores, Francisco, fruto de su relación con Jessica Bueno, y Ana, primera hija de su matrimonio con Irene Rosales. Ayer compartía la primera fotografía con la más pequeña de la familia: "Por fin he podido verte y sentir tu olor. Gracias mamá Irene. Carlota junto con mi Ana y Francisco complementa mi felicidad perfecta".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.