elEconomista.es

Ágatha Ruiz de la Prada asegura que no practica sexo: "Yo no tengo esa necesidad"

29/01/2018 - 15:20

Pedro J. ha hablado después del paseo mediático de su ex por Telecinco, donde ella dijo que su ex era cursi, que bebía, que odiaba a los animales y que solo tenía un amigo. El periodista ha dicho en esRadio que prefiere el amor al rencor. Por su parte, su ex mujer confirmaba este sábado en Telecinco que no practica sexo ni lo necesita. Despechada, insultó a Harper's Bazaar, la revista que publicó el reportaje del director de El Español y su actual esposa en Florencia: "Es una mierda", dijo. Si bien la diseñadora estuvo más comedida de lo que hubiera podido esperarse, lanzó algunas pullas a su ex marido y durante su intervención dio publicidad a un libro titulado El triunfo de Ágatha Ruiz de la Prada que ataca a Cruz Sánchez de Lara, la mujer de su ex marido. Por cierto, que la abogada que está casada con Pedro J. sí que estudia llevar a cabo acciones legales contra este libro firmado por el periodista Enrique de Diego, según el entorno de la jurista.

La XII marquesa de Castelldosríus, con Grandeza de España, se apuntó un tanto el sábado por la noche en Telecinco. Jorge Javier Vázquez se dejó esta vez el cuchillo de cortar en casa y se dedicó a untar con mantequilla a su invitada, encantada con el publi reportaje que le regalaron a ella y a su marca de ropa en horario de máxima audiencia.

La diseñadora logró que todos vistieran sus modelos en pantalla, habló de sus premios otorgados por los enemigos de su ex, y de lo que le dio la gana , y hasta sometió al entrevistador a su antojo. Jorge Javier renunció a su estilo de periodista incisivo y se arrastró a los pies de la baronesa en lugar de hacer su trabajo. Ágatha logró incluso chotearse del conductor del programa y le obligó a levantarse cuando sonaba el himno de España. Recordemos que la ex de Pedro J. había abierto el viernes su desfile de la Mercedes Benz Madrid Fashion Week con los colores de la bandera de España y el himno nacional. Lejos quedan los días en los que acudía a nupcias reales con la señera catalana como uniforme de boda.

La entrevista a la ex mujer de Pedro J. Ramírez de este sábado fue como una mano de yogur por la entrepierna de la despechada ex esposa, en lugar del deseable combate de preguntas incómodas para ella pero posiblemente muy interesantes para los espectadores. Sin duda, Ágatha habría sabido gestionar sin problemas un guión con los detalles escabrosos de su pasado con Pedro J.. Pero nadie la puso a prueba preguntándole por ejemplo por sus contradicciones respecto de anteriores visitas a Mediaset, cuando le dijo a Risto Mejide en el Chester lo maravilloso que era el director de El Mundo o cuando acudió a Bertín Osborne, para alabar hasta el empalago al padre de sus hijos.

Ágatha estaba advertida de que no debía acudir al plató de Sálvame por muchos amigos suyos ("Me han llamado más de cien personas para que no viniera al programa") y además había visto en Informalia que se exponía a una querella si atacaba a la actual mujer de Pedro J. Ramírez, cosa que no hizo: "Incluso ha habido una persona que ha dicho que a lo mejor me ponía una querella por venir a este programa, lo he leído". En Informalia habíamos publicado en la mañana del sábado que efectivamente Cruz Sánchez de Lara era la línea roja que Ágatha no podía cruzar si quería evitar una demanda. Tal vez por eso eludió atacar a la abogada que se ha casado con su ex marido. Ágatha se limitó a decir cosas que "El Español no lo lee nadie", que Pedro J. "ha sido cursi" o que "odia los animales"

Sobre sustituir en su corazón al padre de sus hijos, la persona con la que ha estado 30 años, aseguró que no está con nadie: "Si tuviera noviolo diría", y explicó cómo resuelve el tema del sexo: "Es que yo no tengo tantas necesidades. Soy una persona bastante bien educada, soy de otra generación, no tengo problemas, no tengo necesidad…", declaró. "Yo no tengo ganas, yo no tengo ganas de eso. De verdad", repetía la diseñadora de 57 años. "A mí lo que me gusta es que me digan: '¡Ay qué mona!".  "Yo no necesito de esas alegrías, no lo necesito", repetía. 


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.