elEconomista.es

Ágatha Ruiz de la Prada: una 'Grande de España' apuesta por su país

26/01/2018 - 19:36

Con el permiso de los Reyes, si hay una protagonista este fin de semana, ésa es la diseñadora. Invitada el sábado a Sálvame Deluxe, Ágatha Ruiz de la Prada (57) llega dispuesta a contar sin tapujos sus priblemas con Pedro J. Ramírez (65). Pero mientras, la diseñadora ha empezado el fin de semana más española que nunca con el desfile de su nueva colección en la Madrid Fashion Week.

El desfile se ha caracterizado por el ambiente festivo y optimista que desprenden sus prendas, por eso, y por la bandera española que cubría toda la pasarela. Además, Ágatha ha revolucionado el acontecimiento con la música que ha puesto durante el show: Dramas y Comedias, de Fangoria; Fotonovela de Iván; Cuando dos electrones chocan de La Prohibida.

Pero por si acaso nadie se hubiera dado cuenta del ambiente que quería transmitir, ahí estaban las prendas para hacerlo y es que la empresaria ha querido montar un fiestón por todo lo alto. Vestidos en forma de cupcake, de tarta y de donut, looks llenos de confeti y cubiertos de macarons multicolores, otros con serpentinas, copas de champán, globos con forma de corazón.

Un miembro del equipo ha aludido al momento personal que está viviendo la diseñadora, que ha estado acompañada de sus hijos, Cósima y Tristán: "Ágatha es una persona que tiene una energía increíble y esta temporada la ha transformado en una mega fiesta". 


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.