elEconomista.es

Jesús Aguirre, Joseph Ratzinger y los diarios desaparecidos

24/01/2018 - 13:56

Los cuadernos íntimos de Jesús Aguirre, el ex jesuita que fue el segundo marido de la duquesa de Alba, son el tema más pintoresco de esta semana en las revistas. Durante su juventud en Lovaina, el cura escribía cada día sus impresiones, sus anécdotas y las maldades que se le ocurrían. La mala uva de Aguirre, como la de Cayetana, era uno de sus principales encantos. La duquesa hablaba con cierta malicia de la gran amistad que mantuvieron el jesuita que se casó con ella y su profesor de Teología, Joseph Ratzinger, cuando los dos vivían en Munich y nadie podía imaginar que el alemán llegaría a ser Papa. ¿Hablarían los desaparecidos diarios de esa relación? Los semanarios hablan de otras cosas pero este tema es sagrado, aunque sea de Pilar Eyre.

Hola

¿Quién dijo que Tamara Falcó había roto con su revista de cabecera cuando dejó de publicar su blog en Hola? ¿Y quién se atreve a repetir que Isabel Preysler está acabada como imagen publicitaria? Las chicas (y Julio José) Preysler-Falcó-Boyer son incombustibles y uno de los más preciados bienes del semanario. Sólo Enrique se resiste a caer en la tentación del cheque de muchos ceros. Su último éxito, La bañera, ya le está haciendo re-millonario de nuevo, aunque los críticos musicales se han reído de su falso y forzado acento latino y han puesto verde el videoclip erótico del tema, que no tiene desperdicio. Enrique no nació para actor.

Pero el hijo de Isabel y Julio Iglesias no sigue la rentable costumbre de la casa de vender las intimidades familiares y sólo enseña a sus mellizos en las fotos que él mismo publica en sus redes sociales, y gratis.

Otra cosa es su madre: ahí están Preysler y Tamara para seguir la tradición de hablar y posar previo pago para la firma Pedro del Hierro, hermana carnal de Cortefiel, la misma que vistió -pagando- a Verdasco para su boda en Bahamas con Ana Boyer. Todo queda en la familia.

Cortefiel intenta remontar la crisis que sufren fichando a Isabel Preysler para que hable de las maravillas de unos diseños que ni ha lucido ni ha comprado en su vida, que sepamos.

Este miércoles, Isabel preside el front row del desfile de Pedro del Hierro, que ha vuelto a la pasarela Cibeles, y no lo hace precisamente por amor al arte, mientras Porcelanosa y el joyero Rabat la siguen teniendo en nómina. No hay quien destrone a la reina de corazones, aunque el photoshop no ha podido arreglar una de sus obsesiones: esa nariz que crece y crece por la punta. Y no porque Isabel diga mentiras como Pinocho. Son siete las intervenciones que se ha hecho desde que hace 40 años se la estropeó el primer cirujano que le hizo el estropicio.

Tamara también ha vuelto, si es que alguna vez se había ido. Y mata dos pájaros de un tiro con la exclusiva. Jaguar le paga por promocionar su último y nuevo modelo y de paso ella promociona la primera colección de ropa que ha diseñado digamos, en serio, sin financiación ajena y que venderá on line, un negocio que requiere menos inversión. Pero la exclusiva de que lanzaba su línea la dimos aquí, en Informalia. ¿De qué nos habla Tamara en su regreso a Hola como la hija pródiga que un día se enfadó con la revista pero dejó la puerta abierta para volver? La temática es la de siempre: soltera a pesar suyo hasta que aparezca el hombre soñado. Emoción en la boda de Ana Boyer y Verdasco. Y una revelación. Nos descubre el parecido de los mellizos de Enrique y Kournikova (Lucy es rubita como Ana y Nico morenito como Enrique).

A pesar de que Tamara tuvo que sacar el carné de conducir en esa academia de Cuenca donde aprueban todos los desahuciados de otras autoescuelas y de que cuando se puso al volante se cargó algún que otro escaparate, boyardo o farola, Jaguar la puso a conducir al volante del nuevo modelo mientras hacían la entrevista. Hola no habla del estado en que acabó el coche y oculta si hubo supervivientes. Es broma.

También se suma al carro de los mellizos Julio José, aunque sin exclusiva, diciendo que sus sobrinos son una monada. Cualquier día nos anuncia también su próxima paternidad en vista de que los hijos de los cantantes, por ejemplo él mismo, dan más publicidad que sus discos.

Con motivo del 50 cumpleaños de Felipe VI, Hola hace un repaso de la generación del monarca y nos recuerda que Eugenia Martínez de Irujo y el rey se conocen desde niños, aunque nunca han compartido salidas ni fiestas. Que sepamos. Y que también son contemporáneos de don Felipe Alejandro Sanz, Aitana Sánchez Gijón, Will Smith, Hugh Jackman o Celine Dion.

Sin embargo cuando la revista hace un repaso a los verdaderos amigos del rey, Konstantin de Bulgaria, los Fuster o su primo Beltrán Gómez Acebo, omite sus amistades peligrosas, como la de Javier López Madrid, tan íntimo del rey como compi-yogui de Letizia. Y eso que los reyes han veraneado en el yate de López Madrid, han volado al Caribe en su avión privado y han ido al cine juntos los sábados por la noche…

Lecturas

En su descenso hacia los abismos de la desvergüenza, María Lapiedra no se conforma con vender su variada vida sexual, los cuernos a su marido, cómplice también del infame mercadeo, ni con arrastrar por el fango a su amante Gustavo González. En la portada de Lecturas pone a la venta a sus dos hijas, una de ellas todavía con chupete, para contar que su madre la abandonó y que su padre no iba a verla bailar sardanas en el colegio, cosa que le daba mucha pena. El resto, mejor ni comentarlo.

Más dramas familiares cara a la galería. Los Pantoja declaran la guerra a Chabelita, cosa comprensible después de que la chica ande poniendo verde a la familia por los platós de Telecinco previo pago de su tarifa. Como consecuencia, Isabel Pantoja ya no cuenta con su hija para el proyecto de moda que planeaban juntas y la ha puesto en la calle, sin finiquito ni aviso previo y sin derecho a cobrar el paro.

El despido se ha hecho sin miramientos y por WhatsApp. La reacción de Isa Pantoja sería demandar a su madre por despido improcedente. Eso sí que sería un juicio mediático y no el de la Gurtel.

Otro enfrentamiento más cainita que fratricida, el de J.J. Vázquez y Risto Mejide, colegas en el jurado de Got Talent y que acabaron en bronca monumental por aquello de que tienen dos egos como dos catedrales. Cuenta el propio J.J. que después del enfrentamiento en el plató, Risto apareció conciliador en su camerino, donde le recibió en chanclas y unos calzoncillos negros de mercadillo. Dice Jorge que detesta los calzoncillos de marca, le parecen un despilfarro y menos sexys que los baratos. (¿Será verdad que es tan tacaño como dicen sus íntimos?).

Pero la cosa no se arregló hasta semanas después a pesar del empeño de Risto por hacer las paces. Hubo choque de trenes hasta que un almuerzo en el reservado de un japonés puso paz. De momento. La soberbia no se cura para siempre con tataki de atún.

Tampoco es muy fiable la reconciliación definitiva entre Al Bano y Romina Power que la prensa italiana da por hecha. Las burradas que se han dicho uno al otro y otro al uno bastarían para acabar en los Juzgados, pero ya se sabe que hay celebridades que son capaces de perder la vergüenza y la memoria si necesitan pasta.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica propone que se retire el ducado de Franco que va a heredar Carmen Martínez-Bordiú, primogénita de la familia, por las connotaciones de dictadura que conlleva la distinción. Sólo podría hacerlo el rey Felipe, hijo de quien fue puesto en el trono por ese dictador tan denostado. 

Semana

En su nueva etapa, la revista apuesta por posados consentidos (y pagados). Si la semana pasada Belén Esteban hablaba desde unas pistas nevadas, Alba Carrillo abre las puertas de la casa donde vive con su pequeño Lucas Nieto. Desconocíamos que David, el actual novio de Alba, fuera ebanista. Cuenta ella que muchos de los muebles que aparecen en las fotos están hechos a mano por su pareja. Igual quiso decir que son de Ikea y los montó el chico, que también tiene su mérito ajustar las piezas de la tienda sueca.

Alba siempre parece inofensiva y cándida hasta que suelta un dardo envenenado, como el que dirige a Fernando Verdasco como marido de poca sustancia para Ana Boyer, universitaria y con otra cultura. Exagera, ni que la hija de Isabel Preysler fuera Simone de Beauvoir y Verdasco un analfabeto. ¿Envidia por la felicidad de Ana con un tenista, algo que a ella le salió rana?

En la entrevista, Alba defiende a Sálvame, un programa según ella muy digno. Claro que los ingresos de ese plató le han permitido su nueva propuesta empresarial, una casa de turismo rural en la que fue la casa de su abuela. Aclarado.

La revista da detalles de la próxima boda de la nieta mayor de Adolfo Suárez el próximo abril. El novio, un asturiano licenciado en Derecho y de familia de abogados como Alejandra, trabaja en Amazon y colabora con una ONG en África. Alejandra también tiene vena solidaria y da clases de inglés y matemáticas a madres adolescentes en riesgo de exclusión. ¿Irá la familia la boda? En su momento, a su tío Adolfo Suárez Illana le sentó mal que el ducado de Suárez fuera para su sobrina y no para él, por ser el varón del clan Suárez. ¿Qué tendrán los títulos nobiliarios que provocan esas guerras en las familias? 

Otra boda que llena ya muchas páginas. La de Eugenia de York, hija del príncipe Andrés y nieta de Isabel II de Inglaterra, con un exitoso empresario de hostelería. Cuando eran pequeñas, a las dos hijas de Sara Ferguson las llamaban las ardillitas, por graciosas más que por guapas, pero la cosa ha mejorado bastante y nos encanta que además de la de Enrique y Meghan Markel haya otra boda real en la casa de Windsor.

Diez Minutos

¿Han roto J.J. Vázquez y su novio de hace 10 años, al que el presentador llama P. aunque todos saben que se trata de Paco? No sería la primera ruptura, quizá tampoco la última. P. ha dejado el casoplón de JJ a las afueras de Madrid y se ha llevado sus cosas. Los galgos se han quedado en la casa. Así se explicarían las crisis y bajones que ha confesado el presentador en los últimos meses. Estaremos atentos al desenlace.

Silvia Abascal no sólo se ha recuperado por completo del ictus que padeció hace años, también ha conseguido estabilizar su vida sentimental con una pareja estupenda y una niña con la que aparece en las fotos de Diez Minutos, hechas un día después de nacer la pequeña. Nos encantan las buenas noticias.

De los excesos estilísticos del plató de Sálvame a un look invernal por las calles de Ámsterdam. María Patiño es versátil como nadie. Una semana la vemos lucir bikini en Fuerteventura y otra dando de comer a las palomas junto a su novio en la plaza Dam de la ciudad holandesa. Casualmente, siempre hay un fotógrafo captando las vacaciones de Patiño. Huele a exclusiva robada.

No es el caso de Richard Gere dándose un chapuzón en el Caribe. El antiguo seductor de Pretty Woman tiene canas, tripa abundante y años, pero el que tuvo retuvo y sigue siendo un galán, aunque maduro. En el reportaje no aparece Alejandra Silva. De su novia española sólo vemos los pies en el selfie que se hacen compartiendo tumbona.

Otro baño de impacto, el de Miley Cirus y Liam Hemsworth, el atractivo cuñado de Elsa Pataky. Ellos han elegido los mares de Australia, quizá para una boda secreta. Pronto lo sabremos. No hay semana sin noticia de Elsa Pataky. ¿Habrá sido la madrina?

Y como remate, las declaraciones de Silvia Fominaya, el amor imposible de Sergi Arola, dadas las dificultades que tiene la actriz con su ex marido, que han impedido que sigan juntos. Silvia y Sergi han renunciado a un futuro común, de momento, pero siguen siendo amigos y más ahora que el chef está al borde la ruina y luce aire de mendigo. En las duras y en las maduras, en el amor y en la enfermedad. Así sigue la pareja más extraña del momento.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0