elEconomista.es

Mario Testino, descartado como fotógrafo oficial en la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle

17/01/2018 - 13:51

Aunque era el fotógrafo favorito de Lady Di y tenía todas las papeletas para realizar las fotos oficiales del enlace, el nombre de Mario Testino (63) ha sido descartado de la lista de candidatos tras las denuncias de acoso sexual que se hicieron públicas el pasado fin de semana.

"No hay duda de que Testino era la primera opción de Enrique y Meghan. Y aunque no contaron con él para los fotos de su compromiso, eran fuertes los rumores sobre su participación en la boda", ha declarado al diario The Telegraph una fuente del mundo de la moda.

Pero las últimas noticias que han salpicado al fotógrafo han cambiado por completo los planes. Según publicó New York Times, Testino abusó sexualmente de varios modelos durante décadas, lo que que ha hecho que el palacio de Kensington renuncie a sus servicios para la boda del príncipe Enrique (33) y Meghan Markle (36) que se celebrará el próximo mes de mayo. 

La relación entre el fotógrafo peruano y la Familia Real se viene fraguando desde hace años, por eso es normal ver en su cuenta de Instagram diversas imágenes de archivo de los Príncipes cuando eran jóvenes. Además, Mario Testino fue el encargado de tomar las últimas imágenes oficiales a la princesa Diana antes de su fallecimiento.

Entre algunos de sus últimas trabajos para la Casa Real británica, destaca el bautizo de la princesa Chalotte, hija del príncipe Guillermo (35) y Kate Middleton (36), en julio de 2015. Además, el peruano fue condecorado en 2014 con la Orden del Imperio Británico, que reconocía su gran aportación al mundo de la fotografía. 

.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.