elEconomista.es

El ridículo y extraño acento de Enrique Iglesias revoluciona las redes

12/01/2018 - 13:41

El hijo de Julio Iglesias ha sacado su nuevo tema, El baño, junto al cantante de trap Bad Bunny (23). Un single que ya está arrasando en Internet y que, pese a estar interpretado en español, ha llamado la atención de todos sus fans por la extraña pronunciación de Enrique Iglesias (42).

Aspirando las "s" finales o articulando las "r implosivas" como "l", el hijo de Isabel Preysler ha hecho un auténtico remix de acentos y es que, como él mismo confesó hace años, se ha criado "hablando spanglish". Desde luego que su última canción da fe de ello. 

A pesar de haber nacido en la capital española, parece ser que Enrique no tiene muy claro cómo se pronuncia su lengua materna. No obstante, cabe señalar que el artista se mudó cuando tenía 7 años a Miami, donde se crió junto a su familia paterna. 

#ELBAÑO Friday!!!

Una publicación compartida de Enrique Iglesias (@enriqueiglesias) el

Además, a todo este lío de idiomas y acentos, se le añade que su novia, la tenista Anna Kournikova (36) con la que acaba de ser padre de mellizos, es de nacionalidad rusa, por lo que también puede que se le haya pegado algo de su pronunciación. 

En tan sola unas horas, el tema El baño ha alcanzado las 300.000 reproducciones y ha recibido más de 4.000 comentarios en Youtube, donde miles de fans la han calificado ya como "la canción del año".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.