elEconomista.es

Salvador Sobral abandona el hospital cuatro meses después

12/01/2018 - 12:58

El ganador de Eurovisión 2017 ha recibido el alta tras más de cuatro meses ingresado en el hospital Santa Cruz de Carnaxide, en Lisboa. El cantante se recupera en casa del trasplante de corazón al que se sometió el pasado 8 de diciembre.

Según informa El Independiente, Salvador Sobral (28) ha pasado la primera noche en su hogar junto a su familia, poniendo así fin a su estancia en el centro médico. Se espera que este viernes el hospital emita un comunicado en el que se haga oficial el alta del artista portugués.

Pese a que el pronóstico es positivo, aún queda mucho trabajo por hacer. Salvador se encuentra más delgado y debilitado, por lo que tendrá que seguir un plan de rehabilitación para recuperar masa muscular y algo de peso.

Y es que, durante su etapa en el hospital, el intérprete de Amar pelos dois se ha enfrentado a multitud de complicaciones. En una ocasión, incluso tuvieron que ingresarle en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Sea como fuere, todo esto forma parte del pasado y Sobral tan solo está enfocado en regresar a los escenarios y continuar con su carrera músical, algo para lo que todavía habrá que esperar unos cuantos meses.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.