elEconomista.es

El legado de Carmen Franco es una incógnita incluso para sus hijos

8/01/2018 - 12:20

Fallecida el pasado 29 de diciembre a los 91 años, el funeral por la única hija del dictador tendrá lugar este jueves en la iglesia de los Jesuitas de la madrileña calle de Serrano, cercana al que fuera su domicilio durante décadas, se llenará de amigos y simpatizantes de la familia.

Una misa multitudinaria reunirá a los siete hijos de la matriarca y a sus nietos. Se ignora si estará en la ceremonia el joven australiano Tim McKeague, el joven novio de Carmen Martínez–Bordiú, que no fue visto en el tanatorio donde se despidieron los restos mortales de Carmen Franco. En cambio, el empresario Luis Miguel Rodríguez, anterior pareja de Carmen, estuvo personalmente dando el pésame a toda la familia, ya que era un gran admirador de la madre de quien fue su amiga especial.

Semanas después de su muerte, las últimas voluntades de Carmen Franco son aún una incógnita. Se ha hablado mucho estos días del inmenso patrimonio que deja la hija del dictador. Si bien muchos de los que conocen bien a la familia encuentran exagerado hablar de una gran fortuna, reconocen que se trata de un buen patrimonio. "Nunca hicieron grandes negocios ni inversiones importantes como las de las grandes fortunas actuales. Carmen era propietaria de todo el edificio de la calle Hermanos Bécquer, donde vivía y donde el resto de los pisos están alquilados; de un apartamento en La Coruña, pero un piso, no una mansión. Tuvo otro piso en Marbella, uno en La Granja de San Ildefonso (Segovia) donde iba a menudo y tenía amigas. Y lo más importante es la finca de Lugo de Llanera en Asturias, heredada de su madre, cuyo valor real no se conocerá hasta que no se venda, y que dependerá de la calificación del terreno. El Pazo de Meirás, que es legalmente suyo, merece un comentario aparte. Tanto la han atacado, que decidió no pisarlo en sus últimos años. A ver qué hacen sus hijos. También era propietaria junto a su hijo Francis de garajes que administraba su hijo. Nada más. Tiene más dinero Luis Bárcenas que Carmen Franco", asegura este amigo de la familia que insiste en que no lo dice en broma.

Otra gente cercana a los Franco desmiente que Francis, el hijo mayor y con un carácter muy especial, llevara en solitario y a su manera, la economía de su madre. "No es cierto, Carmen tenía la cabeza perfecta y tomaba ella misma las decisiones de sus temas económicos. Nadie sabe cómo ha dispuesto la forma de repartir sus bienes. Hasta que no se abra el testamento, nadie, ni sus hijos, saben lo que recibirá cada uno, ni para quién será el piso de su madre. Pero en vista de cómo es la prensa, seguro que os enteráis inmediatamente de cuáles han sido sus últimas voluntades", asegura nuestro informante no sin cierta ironía.

Se ha hablado también de las diferencias entre Francis y su hermana Carmen, y cuál de los dos llevará los títulos de su madre, duquesa de Franco, marquesa de Villaverde y Señora de Meirás. "No creo que discutan mucho. Carmen es la mayor y la ley dice que el título principal lo hereda el primogénito, sea hombre o mujer. De todas formas, a Carmen no parecen importarle mucho los títulos: fue duquesa de Cádiz y esposa de un príncipe (Alfonso de Borbón), y lo mandó todo a paseo por amor, para irse a París a vivir con el anticuario Rossi", nos cuenta en entorno de los Franco.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.