elEconomista.es

Don Juan Carlos y doña Sofía comen con los Reyes y sus hijas en Zarzuela en Navidad

21/12/2017 - 17:11

Durante el reinado de don Juan Carlos, la Familia Real celebraba el 25 de diciembre con un almuerzo navideño en el que los monarcas invitaban a todos sus familiares, incluidos primos segundos y más lejanos del monarca, de manera que el comedor del palacio de la Zarzuela podía reunir a medio centenar de Borbones.

Todo empezó a cambiar cuando las infantas Elena y Cristina se casaron y tuvieron que compartir las fiestas navideñas con sus familias políticas. Elena y Jaime viajaban a la casa familiar de los Marichalar en Soria, mientras que Cristina, junto a Iñaki Urdangarin, empezó también a celebrar estas fiestas en Vitoria, con los padres y hermanos de su marido.

En cuanto se produjo el divorcio de los duques de Lugo, la infanta Elena y Marichalar acordaron que Froilán y Victoria pasarían la Nochebuena con su madre y el fin de año con su padre. Algunos años, los niños y Jaime disfrutaron del clima de Canarias con una prima de Marichalar y sus hijos, que residen en Las Palmas. En otra ocasión, viajaron a Colombia en el avión privado de Carlos Mattos, un magnate colombiano muy introducido en la jet set española que les invitó a su casa de Cartagena de Indias a despedir el año. (El mismo que tenía como representante en El Español a la actual esposa de Pedro J. Ramírez cuando era accionista).

Mucho se ha reducido aquel almuerzo familiar del 25 de diciembre. Este lunes, don Juan Carlos y doña Sofía recibirán en su casa a los reyes Felipe y Letizia con sus hijas, Leonor y Sofía. Acudirán también la infanta con Froilán y Victoria, así como las infantas doña Margarita, con su marido Carlos Zurita y sus hijos Alfonso y María, que recibirá felicitaciones de todos por su próxima maternidad.

Doña Pilar acudirá con sus cinco hijos, nueras y nietos, que son legión. Este año faltará Laura Ponte, la ex mujer de Beltrán Gómez–Acebo, ya que estará de vacaciones con su familia fuera de Madrid. La modelo nunca ha dejado de asistir a este almuerzo, incluso después de su divorcio del hijo de doña Pilar.

El almuerzo consiste en un buffet del que se van sirviendo los invitados aunque luego hay mesas dispuestas para sentarse. Al ser Navidad, la mayor parte del servicio de Zarzuela tiene el día libre y el palacio se queda con un mínimo de personal. La ausencia más notable será la de la infanta Cristina, que ese día estará en Vitoria con su marido y sus cuatro hijos, pasando las fiestas con su suegra, Claire Liebaert. Al haber sido absuelta del caso Noós, y después del abrazo en público del rey don Juan Carlos y su hija, en el funeral por la infanta Alicia de Borbón-Parma, el pasado mayo en Madrid, Cristina tiene entrada libre en Zarzuela cara al público, la casa de sus padres, donde por otra parte nunca dejó de acudir, aunque de forma muy discreta.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0