elEconomista.es

Lorena Aznar fue quien tomó la decisión de separarse de Pepe Navarro: comienza el reparto de inmuebles

12/12/2017 - 12:40

"No hay terceras personas que sean la causa de la separación de Pepe Navarro y su esposa Lorena Aznar, puedo decirlo de forma tajante", asegura a Informalia alguien cercano al presentador y su esposa, que están a punto de firmar los últimos papeles que certifican el final de nueve años de matrimonio.

No hay ningún nuevo romance o aventura culpables de la ruptura,"y sin embargo queda mucho amor y mucha tristeza por parte de uno y otro", nos cuentan otros allegados. La iniciativa de romper partió de Lorena Aznar, madre de Leyla y Darco, los dos hijos pequeños del presentador y de su mujer, profesora de inglés en un colegio de las afueras de Madrid.

Ajena casi siempre a los medios y evitando protagonismo en la prensa rosa, Lorena ha llevado de forma serena y discreta los últimos episodios vividos en la familia en este último año, cuando Pepe Navarro emprendió su particular batalla final contra Ivonne Reyes, negando por vía judicial ser el padre del hijo de la venezolana, arrepentido de no haberlo demostrado cuando Ivonne le pidió hace años una prueba de paternidad.

Tanto Eva Zaldívar, madre de los hijos mayores de Pepe, como su hija mayor y la propia Lorena, hicieron causa común con él frente a los manejos de Ivonne. "Pero soportar todo eso día tras día, la presión de la prensa, el oportunismo de la venezolana, haciendo caja en los platós con sus contradicciones , tiene que haber hecho mella en Lorena Aznar", según gente que la conoce muy de cerca. Por cierto, no sería de extrañar que Ivonne, en horas televisivas bajas , aparezca en un programa para dar su opinión al respecto y volver a hacer caja.

Por su parte, Pepe Navarro asegura que está deseando que todo esto pase cuanto antes, sobre todo por sus hijos, que siempre escucharán cosas en el patio del colegio, donde a veces son muy crueles con los niños.

Pepe y Lorena conviven todavía en el piso familiar del Paseo de la Castellana, propiedad de ambos, y hablan estos días de quién se quedará en la vivienda con los niños. El presentador también es propietario de una gran casa en Ibiza, donde ha pasado mucho tiempo solo desde el inicio de la crisis. Mientras el periodista y su mujer ponen fin a nueve años de feliz vida en común, Pepe prepara desde hace tiempo su regreso a la televisión con su propio programa.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0