elEconomista.es

La baronesa Thyssen dona el tocado de plumas que le regaló su marido

7/12/2017 - 13:47

Tita Cervera ha donado al Museo de Antropología de Madrid el penacho de plumas blancas de águila calva americana de la segunda mitad del siglo XX que le regaló su marido, el barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza. El tocado, que fue un presente del otrora embajador de Estados Unidos en España, John Lodge, al esposo de Tita, formará parte de la instalación Atrapando sueños. El poder de las plumas.

La propia baronesa Thyssen ha inaugurado dicha exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo 4 de febrero: "Yo creo mucho en los museos, y este es importantísimo porque nunca acabas de ver todo lo interesante que hay aquí, que es la historia de la humanidad. Me siento muy feliz, creo que esta pieza maravillosa tiene que estar aquí y estar cuidada", ha declarado durante la presentación.

Pese al gran valor personal que tiene la pieza, Tita quiere compartir el penacho de plumas con el público: "Menos mal que está aquí, porque cuando te ocupas de algo tienes que hacerlo con todo el esmero. Y me siento feliz de que estas maravillosas cosas que se han hecho con especial cariño y atención siempre terminen en un museo, porque es donde el público puede acceder a ellas", aseguró.

El valioso tocado está compuesto de plumas de águila montadas sobre un gorro de piel, con una banda en la frente decorada con cuentas de vidrio y una una larga cola de fieltro rojo adornada con plumas.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.