elEconomista.es

María Pombo se opera la nariz y los internautas se ceban con ella

4/12/2017 - 16:06

Con más de medio millón de seguidores en las redes, la influencer es una verdadera referente de estilo en Instagram y todo lo que ella se pone es un éxito en ventas. Sin embargo, la fama tiene también su parte negativa, como ha podido comprobar en los últimos días. Y es que, tras someterse a una operación de nariz para subsanar una dificultad respiratoria que le acompañaba desde que era una niña, la it girl ha sufrido multitud de ataques de parte de los internautas y ha explotado.

"La has cagado", "¿qué te has hecho en la cara?" o "cómo te has atrevido", son algunas de las frases que se podían leer en su Instagram y ante las que Maria Pombo (23) no se ha quedado callada. A través de su Instagram Stories, la ex de Morata quiso compartir con sus seguidores la inseguridad que le habían provocado estos comentarios por parte de los haters que criticaban su operación de nariz.

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

"Recibo mensajes que me hace mucho daño. Los instagramers somos personas, nos hacen daño las críticas y también lloramos, no somos robots" aseguraba la modelo.

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Además, confesaba que debido a la inseguridad que le habían producido estos comentarios había dejado de compartir tanto contenido en esta red social e incluso había utilizado en muchas ocasiones filtros o objetos para taparse la nariz e intentar mejorar las imágenes que colgaba.

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

No obstante, Pombo también afirmaba que se quedaba con la parte positiva de las críticas: "Me quedo con la gente que suma, es positiva y no quiere hacer daño".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.